122 mil mineros han hecho valer sus derechos y propuestas con el respaldo de Misión Piar

Prensa Minería- Desde su creación el 26 de septiembre del año 2005, la Misión Piar ha atendido a más de 122 mil mineros y mineras al sur del Orinoco.

De acuerdo con el ministro del Poder Popular para Desarrollo Minero Ecológico, Víctor Cano, los misioneros y las misioneras de Piar trabajan de la mano con el pueblo minero para lograr garantías de vida digna y para fortalecer los derechos humanos ambientales en el Arco Minero del Orinoco (AMO).

“Celebramos, con orgullo, 13 años de la Misión Piar, una misión creada por el comandante Hugo Chávez, para la atención legítima y el acompañamiento integral del pueblo minero, como sujeto social protagónico de la Venezuela potencia”, expresó.

Cano comentó que, en estos 13 años, el acompañamiento de la Misión Piar ha arrojado resultados muy positivos en la lucha del pueblo minero por el respeto efectivo y necesario por su vida y su cultura.

La Misión Piar recoge en su seno programas sociales de construcción de viviendas dignas, jornadas sanitarias, financiamiento de proyectos socioproductivos y escuelas deportivas, adopción de tecnologías mineras de bajo impacto ambiental, conformación de comunas mineras, promoción y defensa de los derechos de las mujeres y de la infancia.

“Uno de los logros más significativos de la Misión Piar es haber alcanzado un nivel de organización y articulación con el poder popular minero para impulsar el trabajo de la pequeña y mediana minería, con responsabilidad ambiental”, manifestó.

Según las estadísticas de la Misión Piar, se ha brindado protección integral a más de 70 mil pobladores de las comunidades mineras en los espacios de las tres Casas de Atención Social a la Familia Minera que, actualmente, funcionan en el estado Bolívar.

Acompañamiento al pueblo minero

El presidente de la Misión Piar, Jorge Medina, explicó que este programa tiene un impacto muy fuerte en toda la comunidad minera, puesto que ha apoyado, acompañado y aportado a la organización real de la minería como actividad económica responsable, y esto ha reducido el impacto ambiental.

Alfredo Navarro, misionero de Piar en el estado Bolívar, señaló que el sentido de pertenencia de la fuerza trabajadora de esta misión se ve reflejado día a día: “Imprimimos un amplio sentido de la participación y valoramos el poder popular minero como una fuerza social organizada. Por eso, los mineros integran la junta directiva de la misión; es un espacio donde tienen poder de decisión, son reconocidos, tienen voz y voto”, enfatizó Navarro.

Fotos: Archivo