Producción de feldespato se afianza en Yaracuy

Prensa Minería/Karina Depablos.- Este miércoles 24 de octubre, el ministro del Poder Popular para Desarrollo Minero Ecológico, Víctor Cano, firmó un memorando de entendimiento con el gobernador Julio León Heredia, con el objetivo de impulsar la producción de feldespato en el estado Yaracuy.

De acuerdo con el ministro Cano, este proyecto será ejecutado entre la Corporación Venezolana de Minería (CVM) y la Empresa Socialista Minerales de Yaracuy para el aprovechamiento del mineral feldespato en los municipios Bruzual y Arístides Bastidas.

“Las operaciones en la mina comenzarán en el primer trimestre de 2019. Yaracuy tiene un amplio potencial de minerales no metálicos, y el feldespato es una de esas riquezas que vendría a fortalecer la industria nacional, el encadenamiento productivo y el Motor Exportador”, estimó.

En este sentido, comentó que la reactivación de las minas de feldespato en Yaracuy representa una extraordinaria oportunidad productiva que generará ingresos significativos a la nación, lo cual fortalecerá el Programa de Recuperación Económica, Crecimiento y Prosperidad impulsado por el Gobierno Bolivariano.

“Como equipo de Gobierno, insistimos que debemos avanzar con responsabilidad ambiental. Antes que los minerales, están el ser humano y la naturaleza. Reiteramos el compromiso de Venezuela de adoptar tecnología minera de bajo impacto ambiental. Es por ello que la producción de feldespato en Yaracuy se hará en zonas acotadas, con estudios de impacto ambiental y sociocultural, así como con métodos mecánicos”, expresó.

El titular de la cartera de Minas resaltó que el feldespato yaracuyano es un mineral aluminosilicato que tiene gran demanda como materia prima en la industria del vidrio y de la cerámica.

“Específicamente esta mina Palo Grande —que cuenta con 90 hectáreas— tiene un extraordinario potencial y una capacidad de producción de 30 años, y posee reservas inferidas de mil millones de toneladas de feldespato que superan los mil años de producción”, manifestó.

Añadió que están evaluando otros proyectos productivos, tal como lo ha encomendado el presidente Nicolás Maduro. “Es un trabajo conjunto entre el Motor Minero y la Gobernación del estado Yaracuy para construir patria con una economía estable y sana”, añadió.

Región estratégica productiva

Durante el recorrido por la mina, el gobernador Julio León Heredia declaró que la mina Palo Grande representa un gran aporte al Plan de Desarrollo Nacional Venezuela Potencia Productiva que incluye a todas las regiones de Venezuela.

“Este trabajo entre los motores de la Agenda Económica nos va a permitir reactivar la producción de feldespato, un mineral muy demandado en el mundo. Tenemos en el estado cuatro plantas de cerámica que requieren de materia prima. Es decir: podemos suministrar la materia prima a la industria nacional; pero, con el encadenamiento productivo y el proceso de micronizado, también podemos exportar un producto de alta calidad al mercado internacional”, enfatizó.

Fotos: Jonnathan Gudiño

Arco Minero representa una esperanza para frenar la destrucción al sur del Orinoco

Prensa Minería/Karina Depablos.- A juicio del director de la Unidad Territorial de Ecosocialismo en el estado Bolívar, Jhonny Sucre, el Arco Minero del Orinoco (AMO) es la política de control y organización más congruente que ha implementado el Estado venezolano, porque tiene como epicentro al trabajador minero y su entorno.

“Aunque el Arco Minero empezó con muchas críticas —al momento del lanzamiento, sobre todo por desconocimiento— ha resultado ser una política minera acertada debido a que ha ido directamente al tema social, ha ido al pequeño minero, a trabajar con la gente y ha redireccionado los esfuerzos para conservar y preservar el ambiente”, manifestó.

Durante su participación en el programa radiofónico En la bulla, Sucre explicó que, durante mucho tiempo, se intentó intervenir en la minería con diversos planes y proyectos; sin embargo, reconoció que ninguno tuvo el enfoque de integrarse y trabajar con una cultura ancestral y arraigada, sobre todo al sur del Orinoco.

“Cuando inicié en el Ministerio de Ambiente participé en el plan de recuperación, de reconversión minera en La Paragua, luego fue el plan Caura, pero todos los guayaneses sabemos que el minero será minero toda la vida. Antes intentábamos sacarlos de las áreas mineras, no se les dio alternativa para hacer otra actividad, y no funcionó. Ahora, el Gobierno trabaja de otra manera, encauzando la actividad y acompañando la organización del pueblo minero con técnicas de menor impacto ambiental y cuidando los recursos naturales”, aseguró.

De acuerdo con Jhonny Sucre, quien es ingeniero en Industrias Forestales egresado de la Universidad Nacional Experimental de Guayana (UNEG), para controlar y ordenar una actividad productiva como la minería es necesario tomar en cuenta los derechos de los habitantes de la zona, razón por la que reiteró que el AMO sí ha tenido mayor aprobación y aceptación entre la población minera y los pueblos indígenas.

“No se puede transformar la cultura minera, hay que aceptarla y trabajar para obtener bienestar sin devastar el ambiente. Nuestra misión como entes gubernamentales revolucionarios es proteger las zonas más frágiles, vulnerables e importantes del país; para eso se delimitó el Arco para conservar y preservar el ambiente, y para brindar bienestar a la gente”, comentó.

Marco legal

Según el representante del Ministerio para Ecosocialismo en el estado Bolívar, Jhonny Sucre, el Gobierno Bolivariano es el primer interesado en buscar soluciones en el tema económico; no obstante, aclaró que no se otorgará ningún tipo de permiso para realizar actividades mineras en zonas protegidas, como por ejemplo, los parques nacionales Canaima y Caura.

“Donde hay ecosistemas frágiles y restricción de la ley no vamos a otorgar permisos. Si están protegidos por la ley, no hay discusión: no habrá minería. Solo donde fue decretada la minería, solo en esas áreas de sacrificio, allí se otorgará el permiso de los ministerios para Ecosocialismo y para Desarrollo Minero Ecológico”, destacó.

En este sentido, Sucre informó que el Ministerio para Ecosocialismo ha otorgado más de 20 autorizaciones para actividades mineras en el AMO, de las cuales la mayoría corresponde a las alianzas estratégicas suscritas para la instalación de plantas de procesamiento de arenas auríferas residuales con tecnología de lixiviación con cianuro.

“Una vez que el minero o la minera ha firmado la alianza estratégica debe asistir al Ministerio para Ecosocialismo para tramitar la permisología para proyectos de minería. Nosotros, en Ambiente, básicamente, otorgamos dos permisos, como son minerales estratégicos y es una política nacional, otorgamos el permiso de ocupación del territorio, que se otorga sobre una superficie de 5 a 25 hectáreas, y el de afectación de los recursos naturales, específicamente para el área delimitada que será afectada con las infraestructuras conexas para el proyecto minero”, expresó.

Puntualizó que, desde la creación de los Ministerios para Desarrollo Minero Ecológico y Ecosocialismo, se creó una mesa estratégica para la minería, con el objetivo de coordinar, unificar y planificar todos los aspectos de esta actividad económica en todo el territorio nacional.

“El Ministerio para Ecosocialismo dio un paso importante prohibiendo el uso de mercurio en la explotación de oro. Sin embargo, estamos buscando mejores técnicas para la minería. Nosotros vamos de la mano con el Motor Minero y el Ministerio de Minas como ente rector. En Bolívar, tenemos nueve oficinas divididas en cuencas hidrográficas para brindar toda la atención integral y el acompañamiento técnico que se necesita en el área”, declaró.

Seguimiento y control

En relación con control de las áreas protegidas, Sucre afirmó que la Unidad Territorial de Ecosocialismo en el estado Bolívar trabaja mancomunadamente con los efectivos de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) para mantener el orden en todas las zonas, sobre todo en las áreas de más difícil acceso.

“Siempre nos apoyamos con la FANB para hacer seguimiento y control. Nosotros trabajamos con la Gerencia de Ambiente de la Corporación Venezolana de Minería, y hacemos programas de formación para ecosocialismo y educación ambiental, así como talleres para materiales y desechos peligrosos. Hacemos inspecciones en las seis plantas de procesamiento que funcionan en El Callao; hacemos control y abordamos ese tema álgido de los materiales peligrosos ya que existe la preocupación de las lagunas de cola, los aceites y químicos que van quedando de la explotación y recuperación de material aurífero”, comentó.

Hizo un llamado a todos los trabajadores de la pequeña minería para que continúen organizándose y soliciten el apoyo de los ministerios con el fin de firmar sus alianzas con el Estado que les permitirán legalizar su actividad económica de una forma responsable con el ecosistema.

“Eso que llamamos minería informal debe terminar. Queremos que se organicen y se unan al Motor Minero y al Ministerios para Ecosocialismo para que trabajen en las áreas acordadas y decretadas para uso minero de forma consciente y respetuosa con el ambiente y la gente”, señaló.

Trabajo de recuperación

En cuanto a los planes de reforestación y recuperación de zonas donde hay actividad minera, el director de la Unidad Territorial de Ecosocialismo dijo que han utilizado las imágenes de los satelitales Miranda y Sucre para constatar en tiempo real las afectaciones en el Arco del Orinoco.

“Tenemos un departamento de Planificación y Ordenación Ambiental y del Territorio y, con las imágenes, hacemos una evaluación antes de la tramitación del permiso, antes de que los técnicos vayan a campo a supervisar; también actuamos cuando la población hace denuncias específicas, cuando hay deforestación tenemos efectivos de seguridad que automáticamente nos apoyan con los comandos de zona y van al sitio. Abordamos en conjunto todas las irregularidades”, manifestó.

Asimismo, informó que el Ministerio para Ecosocialismo continúa con el plan nacional de recuperación en el estado Bolívar debido a la importancia de las múltiples cuencas hidrográficas de la entidad.

“Nosotros tenemos dos proyectos de viveros que parten de estudios científicos y se están llevando en escuelas indígenas de Santa Elena de Uairén. Estas plantas servirán para recuperar las áreas degradas en la cuenca alta del río Caroní. Estamos utilizando especies autóctonas, en las zonas que han sido afectadas y las circundantes. Debemos recuperar la zona con especies autóctonas: no son para decorar, un ornamento, tienen un propósito de remediación”, acotó.

Foto: Jonnathan Gudiño

“El procesamiento de coltán generará mayores ingresos que el oro y el diamante”

Prensa Minería/Karina Depablos.- De acuerdo con Ronald Parra, ingeniero geólogo egresado de la Universidad Federal de Ouro Preto del estado Minas Gerais en Brasil, la producción de coltán generará mayores ingresos a la nación venezolana por ser uno de los recursos minerales más raros, escasos y mejor cotizados en el mercado internacional.

El coordinador de Valor de Proyectos Mineros del Ministerio para Desarrollo Minero Ecológico explicó que la inauguración de la primera planta de concentración de coltán en Venezuela dará un gran impulso a todo el sistema económico y productivo del país, puesto que el valor agregado que se adquiere con el procesamiento individual del niobio y el tantalio (componentes de coltán) elevará los costos de exportación en cada producto que salga del territorio nacional.

“La planta de procesamiento le da gran valor al mineral porque no solo vamos a exportar la materia prima sino que, en una primera fase, vamos a extraer elementos derivados que son excelentes conductores de electricidad, y tienen una gran demanda en la industria tecnológica. Lo más cotidiano que puedo mencionar son los teléfonos, en los microprocesadores, en los condensadores, hay un gran mercado”, declaró.

Durante su participación en el programa radiofónico En la bulla, el geólogo Ronald Parra aseguró que el precio del coltán venezolano sin procesar oscila entre 26 y 39 mil euros la tonelada; pero, con el tratamiento que se efectuará con el óxido de tantalio en esta planta ubicada en Ciudad Piar en el estado Bolívar, se elevará el costo a 157 mil euros la tonelada, un monto superior a los registrados en minerales mundialmente famosos como el oro y diamante.

“Cuando hablamos de minería siempre viene a la mente el oro y diamante, pero tenemos una gran riqueza mineral en todo el territorio. El coltán es uno de esas reservas minerales; se están haciendo trabajos de exploración para conocer cuántas reservas tenemos, pero los estudios geológicos nos dicen que la mayor reserva está en el área 1 del Arco del Orinoco. Allí está la mayor concentración del coltán, un mineral que no es común en la naturaleza, es muy raro. Somos privilegiados de tenerlo y debemos apuntar a su aprovechamiento racional y responsable”, dijo.

Responsabilidad ambiental y social

El coordinador de Valor de Proyectos Mineros, Ronald Parra, resaltó que muy pocos países del mundo producen coltán, por eso es necesario seguir invirtiendo en nuevas y mejores tecnologías para desarrollar en Venezuela una minería responsable que genere ingresos reales a la nación, sin sacrificar el futuro de la población y de la naturaleza.

“Uno de los mayores productores de coltán es el República Democrática del Congo, también tenemos a China y Brasil. Hay otros países africanos como Uganda que tiene buenas reservas, pero la diferencia es que los mayores productores explotan el mineral de forma devastadora, destruyen todo a su paso. Venezuela, por medio del Motor Minero, está trabajando arduamente para cambiar ese modelo extractivista, destructivo; para crear conciencia y construir un sistema económico estable que no dependa solamente de la renta”, enfatizó.

El especialista en Geología Ambiental y Conservación de Recursos Naturales subrayó que el procesamiento de coltán es menos invasivo con el ambiente, puesto que no se emplea ningún químico para su extracción, a diferencia del oro que emplea técnicas de lixiviación con cianuro.

“Estamos trabajando para que los ejemplos de países como el Congo no se repliquen en Venezuela. No permitiremos más devastación de la biodiversidad. Se ha venido trabajando mancomunadamente con los pueblos indígenas y las comunidades mineras. Acá, las decisiones se toman en conjunto. Yo veo que se acerca un gran apalancamiento productivo, así como se demuestra con el coltán; esto se va a replicar con otros minerales con tecnología criolla, vamos a diversificar la economía y vamos a generar estímulos para el agro y la industria nacional”, destacó.

Acotó que el impulso que ha dado el Gobierno nacional a los proyectos socioproductivos en las zonas mineras de Venezuela ha permitido recuperar las áreas que tradicionalmente fueron abandonadas, y ha generado grandes avances en la población minera que, luego de décadas de lucha y trabajo, “se siente visibilizada, escuchada y atendida por el Estado”.

Foto: Archivo

Pdte. de Misión Piar califica el Arco Minero como una política que vino a poner orden

Prensa Minería/Karina Depablos.- El presidente de la Misión Piar, Jorge Medina, aseguró que el decreto presidencial de la Zona de Desarrollo Estratégico Nacional Arco Minero del Orinoco (AMO) ha facilitado notablemente la presencia y atención integral que brinda este programa social desde hace 13 años.

Según Medina, el AMO ha permitido a los misioneros y a las misioneras de Piar reorganizarse para ampliar el radio de acción social de la política nacional, lo que ha permitido focalizar y concretar verdaderas políticas para satisfacer las necesidades reales de la población minera.

“El Arco Minero vino a poner orden a una realidad que había en los estados Bolívar, Amazonas y Delta Amacuro. Hoy día, tenemos un rango de acción que se llama AMO y tenemos una responsabilidad política, social y económica con sus habitantes y trabajadores mineros. Es una tarea de la Misión Piar y del Gobierno revolucionario que esta actividad económica tenga el menor impacto negativo en el ambiente y en la gente”, expresó.

Durante su participación en el programa radiofónico En la bulla, Medina comentó que, actualmente, la Misión Piar tiene presencia permanente en tres estados (Bolívar, Miranda y Táchira), pero que incrementarán su labor de manera itinerante en vista de los nuevos proyectos mineros que emprenderán los gobiernos regionales.

“En Bolívar, tenemos desplegados a la mitad de nuestros trabajadores, por ser el estado con mayor tradición minera. Tenemos alrededor de 60 misioneros y misioneras de Piar. También tenemos a los chamberos. En Miranda, estamos enfocados en la minería no metálica y, en el municipio Lobatera del Táchira, trabajamos con la producción de carbón y fosfatos”, manifestó.

En tal sentido, indicó que el Motor Minero y la Misión Piar están cumpliendo con los lineamientos del presidente Nicolás Maduro de acompañar y apoyar cada proyecto minero que se desarrolle en las entidades, como ha sucedido con Cojedes y Carabobo.

“Las gobernaciones nos han pedido que nos incorporemos para la caracterización social. Estamos en expansión y reorganización en mesas de trabajo con el Gobierno nacional; la idea es que debemos tener presencia activa y contundente en cada estado donde se desarrolle un proyecto minero para que se haga de manera responsable y con la organización necesaria”, señaló.

13 años de arduo trabajo

Por su parte, Efraín Colmenares, director ejecutivo de la Misión Piar, comentó que, desde su fundación el 26 de septiembre del año 2005, este gran programa socialista ha atendido a más de 122 mil mineros y mineras, pero aclaró que el desafío es aumentar considerablemente esta cifra y expandir las zonas intervenidas.

Subrayó que la Misión ha ejecutado múltiples planes que incluyen la construcción de viviendas dignas, jornadas sanitarias, financiamiento de proyectos socioproductivos y deportivos, adopción de tecnologías amigables con el ambiente y la conformación de comunas mineras en el AMO.

“Uno de nuestros logros más grandes de la Misión Piar es la caracterización por medio del Registro Único Minero. Esto nos ha permitido determinar y calcular cuántos mineros hay en las 23 áreas establecidas para uso minero y cuántas comunidades hacen vida en esos espacios. En estos últimos dos años, hemos insistido en consolidar un sistema de acompañamiento al minero, la minera, sus comunidades y familias”, resaltó.

Asimismo, Colmenares declaró que el Estado venezolano ha hecho grandes esfuerzos para lograr un acompañamiento integral a las luchas por la dignidad del pueblo minero sobre todo, luego del decreto del Arco Minero del Orinoco y de las 23 áreas establecidas para esta actividad.

“Nosotros entendemos los problemas y las necesidades sentidas, y nos hemos esforzado, hemos realizado diagnósticos para identificar las necesidades reales, para crear planes y proyectos, para establecer verdaderas políticas con el fin de brindarles bienestar verdadero”, destacó.

Del mismo modo, explicó que el Arco del Orinoco ha permitido visibilizar todo el trabajo que se ha venido haciendo en materia de atención a la población minera, específicamente en la defensa y garantía de sus derechos y el reconocimiento de los mineros y mineras como sujetos sociales, políticos y económicos.

“Recordemos que fue con el AMO que hubo un empuje, el Comandante Chávez con su insistencia, su espíritu de visibilizar lo que estaba, lo que nadie quería ver, para él la minería era un frente productivo y ahora esto nos ha permitido salir adelante. Hemos alcanzado grandes metas y establecido espacios de articulación”, añadió.

De acuerdo con el director ejecutivo de la Misión Piar, el programa de atención integral a la familia minera está basado en cinco vértices; estos son: salud integral, sexual y reproductiva; formación, recreación y deportes; seguridad en el trabajo; acompañamiento técnico minero y proyectos socioproductivos.

“Entendemos que la minería tiene impacto en el ambiente. Nuestro reto es hacerla de manera amigable. Nos toca asumir el desarrollo amigable de una actividad económica que nos permite diversificar el sistema productivo nacional. Por eso son tan importantes estos cinco vértices de atención integral. Debemos impulsar políticas de prosperidad económica que respeten el ambiente y brinden bienestar real a la gente”, recalcó.

Foto: Archivo

Venezuela inaugura la planta de concentración de coltán más grande de Latinoamérica

Prensa Minería/Karina Depablos.- Este jueves 18 de octubre, el Motor Minero nuevamente marcó un hito en la historia de Venezuela, al inaugurar la primera planta de concentración de coltán en el país.

Durante una transmisión presidencial de radio y televisión, el ministro del Poder Popular para Desarrollo Minero Ecológico, Víctor Hugo Cano, informó que esta planta tiene una capacidad de procesamiento diaria de 160 toneladas de “oro azul”, lo que la convierte en la planta de concentración de coltán más grande de América Latina.

“La Planta de Concentración de Coltán ubicada en Ciudad Piar, en el municipio Angostura del estado Bolívar, fue recuperada como parte de los convenios firmados en la Expo Venezuela Potencia 2018, entre el Gobierno Bolivariano y un grupo de empresarios venezolanos que creen en el país y trabajan para alcanzar la recuperación económica”, expresó.

Cano explicó que la primera planta de concentración de coltán de Venezuela generará 7.8 millones de euros diarios en ingresos a la nación, que se traducirán en bienestar social real para el pueblo.

“En un trabajo conjunto entre el Ministerio para Industrias y Producción Nacional, el Ministerio para Desarrollo Minero Ecológico e inversionistas nacionales, estamos poniendo esta planta de coltán a disposición para el fortalecimiento de la cadena productiva minera”, señaló.

Cano comentó que la empresa Gold Marketing invirtió cerca de 3 millones de euros para la recuperación de esta planta de Ferrominera Orinoco que será la encargada de recibir todo el coltán que se extraiga en el país para concentrar tantalio y niobio, en primera línea; así como estaño y circonio.

“Ahora, el coltán venezolano tendrá un valor agregado, ya que la tonelada de coltán sin procesar tiene un precio en el mercado internacional que oscila entre 26 y 39 mil euros; nosotros, con el óxido de tantalio, incrementaremos el costo a 157 mil euros la tonelada. Es un encadenamiento productivo del Motor Minero y del Motor Industrial de la Agenda Económica Bolivariana”, enfatizó el ministro.

Encadenamientos productivos

Sobre la articulación social impulsada por el Programa de Recuperación Económica, el presidente de la empresa Gold Marketing, Levy Bohórquez, resaltó que hay un sector privado dispuesto a trabajar por la prosperidad de Venezuela. “Aquí estamos apoyando con una empresa venezolana, con capital venezolano, con mano de obra venezolana y tecnología venezolana. ¡Manos a la obra!”, indicó.

En representación de la clase trabajadora de la Planta de Concentración de Coltán, Osiris Moreno, expresó su gran satisfacción por la activación de esta empresa industrial que, con su gran capacidad operativa, contribuirá notablemente al crecimiento económico del país.

“En nombre de mis compañeros y el mío propio, quiero expresarles nuestra alegría, como venezolanos, de haber conseguido la recuperación y adecuación de la planta de concentración de minerales. Ahora, con esta acción, vamos a luchar por nuestra nación que tanto lo necesita”, declaró.

Con la puesta en marcha de la Planta de Concentración de Coltán en Ciudad Piar, la República Bolivariana de Venezuela pasará a ser líder en el sector minero: dejará de ser un país exportador de meras materias primas minerales, y se convertirá en un líder minero por su poderío transformador.

Fotos: Jonnathan Gudiño

“El Arco, como programa de Gobierno, es necesario para transformar la minería en el país”

Prensa Minería/Martha Díaz.- “El Arco Minero del Orinoco, como política de Gobierno, representa la posibilidad real para transformar la experiencia minera al sur del Orinoco que tiene una historia de casi 200 años de deforestación y pérdida de biodiversidad. No hablo de la minería, sino del programa de Gobierno”.

Esta es la valoración expresada por el doctor en Ecología e investigador del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC), Francisco Herrera, durante su participación en el foro “La huella ecológica: impacto de la minería, realidades y perspectivas”, como parte del ciclo de conversatorios denominado AMO Todas las Miradas, organizado por el Ministerio del Poder Popular para Desarrollo Minero Ecológico, a fin de construir soluciones a la realidad de la actividad minera aurífera que se ha venido realizando en el sur del país.

Para Herrera, el impacto ambiental que genera la extracción del oro es “altamente degradante”, ya que genera impactos severos en los ecosistemas y, por tanto, afecta la interrelación entre las comunidades y el ambiente.

“El planeta vive un momento crítico y para mitigar un poco la situación y hacer mayor justicia ambiental, se debe realizar una planificación territorial consciente y reflexiva de las áreas mineras. Por lo tanto, el Gobierno necesita incrementar la inversión en investigación científica e innovación tecnológica para minimizar el impacto ambiental, como resultado de la práctica minera”, expresó.

Durante su intervención, el investigador enfatizó que los daños ambientales de la minería son acumulativos, y solo con planificación y estricto control, se puede minimizar el impacto; por tal motivo: “Venezuela tiene la obligación de organizar la minería porque sus daños pueden ser irreversibles”, dijo Herrera.

Manifestó que la minería se ha convertido en un gran sistema económico que genera ganancias y beneficios a todo el país, pero insistió que trae consecuencias importantes en la población. En ese sentido, hizo un llamado a elevar la conciencia y la responsabilidad en el cuidado de la Tierra, y evaluar el porqué y el para qué se realiza la minería.

“Elevar la conciencia significa pensar para qué hacemos minería: ¿para satisfacer nuestras necesidades?, ¿o para satisfacer demandas de poderes imperiales? ¿Cómo hacemos para no ser esa periferia a la que se le ha asignado el rol de proveedora de materias primas?”, manifestó.

Como especialista en el área ecológica, recomendó tomar medidas rápidas y eficientes, como por ejemplo, acotar las zonas intervenidas, migrar a tecnologías mineras de menor impacto ambiental, como el paso del mercurio a la lixiviación con cianuro, ya que esta es una tecnología menos invasiva con el ambiente.

Fue tajante, sin embargo, al señalar que es necesario eliminar sin ningún tipo de flexibilización el uso del mercurio por los peligros que genera tanto al ambiente como a las comunidades mineras.

Primer paso: cambio cultural

La socióloga Clara Ferreira, durante su intervención en el conversatorio, destacó que cada estrategia que se desee aplicar en el Arco Minero del Orinoco debe necesariamente apuntar a un cambio cultural, con la finalidad de modificar la forma de relacionarnos con la naturaleza.

“Si seguimos viendo a la naturaleza únicamente para generar ingresos —modelo rentista petrolero ahora devenido en rentista minero— cualquier esfuerzo que hagamos resultará en vano”, comentó.

Ferreira insistió en que “debemos revolucionar nuestra relación con la Tierra, y en el Arco Minero del Orinoco, el Estado tiene el compromiso de construir un nuevo sistema de vida, en el que se valore lo social y lo ambiental”.

Otro punto de relevancia que se debe tomar en consideración, dentro del Arco Minero del Orinoco como Zona de Desarrollo Estratégica Nacional, es entender las representaciones que cada grupo tiene respecto al rol que desempeña. “Hoy cada grupo de interés en la zona mantiene su punto de vista inflexible, las representaciones grupales privan por sobre las de los colectivos sociales e incluso nacionales, por esto es necesario generar procesos de diálogo y negociación para lograr encuentros sin desestimar importantes particularidades”, subrayó la socióloga.

Más de 550 toneladas de ferroníquel venezolano zarparán a Holanda

Prensa Minería/Karina Depablos.- Dos docenas de contenedores cargados de ferroníquel en grandes piezas, de la empresa CVM Loma de Níquel, serán enviados esta semana al mercado holandés.

“¡Buenas noticias del Motor Minero! Estamos enviando 24 contenedores con 23 toneladas cada uno de material de ferroníquel fuera de especificaciones y formas, que está presente en la planta CVM Loma de Níquel”, informó el ministro del Poder Popular para Desarrollo Minero Ecológico, Víctor Cano.

Explicó que, en lo corrido de 2018, se ha enviado a Europa un total de 1288 toneladas de ferroníquel.

El ministro Cano indicó que este material residual es vendido a través de los convenios firmados con la empresa Front Met BV C.A., filial de la casa matriz holandesa Fondel Metals.

“Estos nuevos cargamentos que salen, esta semana, contribuyen en la recuperación económica de la empresa Loma de Níquel. Es un proceso de exportación minera que ya tiene, aproximadamente, año y medio ejecutándose, y muy pronto finalizaremos. De esta manera, la empresa CVM Loma de Níquel genera ingresos reales a la nación y aporta al desarrollo de un nuevo modelo económico, sano y estable”, resaltó.

 

Fotos: Jonnathan Gudiño

Ministro Cano supervisó avance de instalación de planta de reciclaje de escoria metálica en Miranda

Prensa Minería/ Nerliny Carucí.- Bajo un agreste sol mirandino, el ministro para Desarrollo Minero Ecológico, Víctor Hugo Cano, dio la bienvenida a los representantes de la empresa Fondel Metals en Venezuela que, muy pronto, instalarán en CVM Loma de Níquel una planta de reciclaje para tratar los residuos industriales almacenados en esta mina.

El ministro declaró que “esta planta es un prototipo único, diseñado para Venezuela, bajo las siglas FNR —que significan ferroníquel recuperado—, el cual permitirá trabajar los pasivos ambientales acumulados tras el proceso de refinación en la empresa CVM Loma de Níquel”.

La planta, cuya eficiencia fue certificada hace cinco semanas, tiene la capacidad para recuperar unas tres mil toneladas de ferroníquel, “contribuyendo, así, a maximizar el rendimiento del níquel venezolano y a agregarle valor”, detalló Cano.

La planta será instalada en Venezuela por la empresa FrontMet BV C.A., filial de la casa matriz holandesa Fondel Metals, a fin de fortalecer la producción del Motor Minero, con “tecnologías de vanguardia y observando el cumplimiento riguroso de toda la normativa ambiental”.

El ministro explicó que la escoria que se aprovechará es un pasivo ambiental que sale de los hornos de CVM Loma de Níquel con un alto contenido de materiales ferrosos que no se pueden recuperarse en el proceso normal y formal de la planta; y que sirven para la fabricación de acero inoxidable.

Según el máximo representante del Motor Minero, el producto final será comercializado en el extranjero, a fin de impulsar el Programa de Recuperación Económica, Crecimiento y Prosperidad del país.

Cano informó que esta planta arribará a Venezuela a finales de enero del año 2019, para ser instalada en los terrenos de CVM Loma de Níquel, ubicados en Miranda; y entrará en producción a finales del primer trimestre de 2019, con las certificaciones ambientales que garanticen la calidad de la gestión minera.

Delegación criolla certificó eficiencia de planta minera

A principios de septiembre pasado, una delegación del Gobierno de Venezuela viajó a Róterdam, Holanda, para hacer la certificación técnica del prototipo de la planta que permitirá reciclar 142 mil toneladas de escoria metálica en CVM Loma Níquel, para generar un ingreso de divisas al país.

La comisión nacional, encabezada por el gerente de Operaciones de CVM Loma de Níquel, Gregorio Marrero, pudo constatar que el prototipo de esta separadora magnética para recuperación de metal con contenido de níquel tiene un diseño eficiente que asegura el aprovechamiento de la escoria de refino, y reduce la contaminación en la naturaleza.

El prototipo de la planta fue construido por un equipo de ingenieros de FrontMet BV C.A., sucursal de la empresa Fondel Metals, con la cual la Corporación Venezolana de Minería (CVM) estableció un convenio estratégico el pasado 29 de mayo, tras conversaciones durante la Expo Venezuela Potencia 2018.

De acuerdo con el gerente de CVM Loma de Níquel, la utilidad de la comercialización del ferroníquel que se extraiga con la nueva planta FNR será distribuida en un 60 % para el Estado venezolano y 40 % para la compañía holandesa, tal como establece el convenio firmado entre ambas naciones y cuya letra fija que la República Bolivariana de Venezuela tiene el control soberano de las decisiones comerciales y la participación mayoritaria de los ingresos.

“Con esta alianza, avanzamos para extraer el metal de la escoria de CVM Loma de Níquel. Con la tecnología de la empresa holandesa, fomentamos el reciclaje y la aplicación de procesos mineros menos invasivos en el ambiente”, expresó.

El convenio entre Venezuela y Fondel Metals tiene una duración de tres años, en los cuales se garantiza la operatividad, el mantenimiento y la transferencia tecnológica para el funcionamiento de la planta en años futuros.

Se estima que los ingresos generados por la extracción y la comercialización de ferroníquel, a partir de los residuos de la industria, asciendan a ocho millones de euros para la nación suramericana.

Fotos: Jonnathan Gudiño

Venezuela ratifica prohibición de operaciones mineras en Canaima para salvaguardar patrimonio natural

Prensa Minería/Karina Depablos/Nerliny Carucí.- “Dentro del Parque Nacional Canaima está prohibida la minería. Es la decisión del Gobierno de Venezuela, en tiempos de Chávez y Maduro. Es definitiva y no la vamos a negociar”. Fue la confirmación unánime de las autoridades venezolanas en un copioso encuentro con la comunidad pemón de Kanaimö.
Las autoridades recalcaron que el Gobierno progresista del presidente Nicolás Maduro ha asumido la responsabilidad de controlar la actividad minera al sur del Orinoco, por lo que ha desplegado un plan cívico-militar para frenar y erradicar cualquier operación de minería ilegal ejecutada dentro de los 30 mil kilómetros cuadrados del Parque Nacional Canaima, declarado Patrimonio de la Humanidad desde el año 1994.
Una representación del Ejecutivo nacional, integrada por el ministro para Desarrollo Minero Ecológico, Víctor Cano; la ministra para los Pueblos Indígenas, Aloha Núñez; el ministro para la Cultura, Ernesto Villegas; el ministro para Ecosocialismo, Heryck Rangel; y el comandante estratégico operacional de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Ceofanb), A/J Remigio Ceballos; se reunió con líderes y voceros del pueblo pemón de Kanaimö, con el objetivo de establecer una agenda de trabajo conjunto para proteger y defender este parque nacional.
Durante el encuentro, el ministro Víctor Cano enfatizó que el Gobierno Bolivariano mantiene su compromiso para cumplir cabalmente con los lineamientos del quinto objetivo histórico del Plan de la Patria, de preservar la vida en el planeta.
“La prioridad del Motor Minero es proteger el Parque Nacional Canaima. Estamos evaluando con líderes del pueblo pemón diversas estrategias para frenar la minería en las áreas protegidas. No puede ni debe existir minería en Canaima”, expresó.
Cano explicó que el Estado venezolano va a tomar las acciones necesarias para neutralizar cualquier actividad minera fuera de las zonas autorizadas y delimitadas en la zona del Arco Minero del Orinoco (AMO).
“Este tema debemos mirarlo con mucho cuidado, con cautela; tenemos que esforzarnos para realizar las mejores prácticas con el objeto de preservar nuestros recursos naturales; pero, fuera de las zonas autorizadas, no está permitida la minería, y vamos a actuar para aplicar la ley. El Arco Minero se creó, precisamente, para cuidar las cuencas y la biodiversidad”, manifestó.
El titular de la cartera de minas se refirió a los pasos dados para garantizar la organización en el Arco, con el apoyo de los pueblos ancestrales: “Esta es la séptima reunión que se desarrolla con el pueblo pemón en lo que va de 2018. Desde 2016, hemos participado en 121 reuniones con los pueblos indígenas del Arco Minero”, dijo.
La única opción es preservar la Tierra
Al llamado del ministro de Minas, se sumaron las palabras que, con afecto y respeto, pronunció el ministro Ernesto Villegas: “Si nosotros practicamos una minería que no cuida el agua, estamos atentando contra el futuro”.
Para el embajador público de la cultura nacional, “el paisaje de Canaima es una bendición; pero, más que el lugar, el verdadero milagro está en su gente, que ha nacido y ha crecido por generaciones en este lugar. Sin ustedes, los indígenas, no estamos completos, no estaría completa Venezuela: los pemones son parte fundamental e insustituible del pueblo venezolano. Son las comunidades ancestrales, con su idioma, costumbres y tradiciones que forman parte imprescindible de nuestra cultura”, destacó.
Por su parte, el ministro para Ecosocialismo, Heryck Rangel, invitó a toda la comunidad de Canaima a redoblar su participación en el plan nacional para preservar la riqueza natural del parque, su flora y fauna,   catalogadas como únicas y excepcionales por la Unesco.
“Venimos a hacer planteamientos sinceros con participación. Esto es un parque nacional, y hay actividades que no son permitidas. Debo decirle al pueblo pemón que están en una realidad geográfica bien compleja; no queremos hipotecar el futuro de Venezuela”, declaró.
Por su parte, la ministra para los Pueblos Indígenas, Aloha Núñez, explicó que la comunidad de Kanaimö tendrá apoyo para reactivar áreas productivas de bajo impacto ambiental, como la agricultura, ganadería y, por supuesto, el turismo con participación activa de la comunidad.
“Hay opciones en la mesa, pero definitivamente lo que no es opción es que Canaima sea una zona minera. Necesitamos proteger nuestro territorio, nuestra tierra y a todas las familias dentro del parque nacional. Debemos escucharnos y tomar en cuenta cada planteamiento”, reiteró Núñez.
Pueblo pemón habla  
Un representativo grupo de líderes, voceros y habitantes de la población indígena de Canaima escuchó cada planteamiento y proyecto presentado por la delegación del Gobierno Bolivariano. Los habitantes de Canaima expresaron su intención de mantener su papel de “guardianes” de la biodiversidad del primer pulmón del mundo, “como lo han hecho por siglos”.
Gabriel Figueroa aseguró que, históricamente, la actividad económica de Canaima ha girado en torno al turismo, sin embargo, declaró que “la comunidad local de Canaima no participa directamente en la parte de comercialización y distribución del turismo, y eso es una debilidad. No queremos ser solo empleados; quiero hacer hincapié en esto, a raíz de la crisis económica aumentó la migración a las zonas mineras. Queremos que la comunidad forme parte accionaria de las operadoras turísticas, eso va a permitir mejorar las condiciones de vida y que el turismo tenga una dirección más amplia y estable”, manifestó.
Entre las voces que sonaron, la de Pedro Padrón, habitante de la zona, recogió aplausos masivos: “La verdadera riqueza de Canaima está en la superficie de la tierra, no en sus profundidades”.

Afianzan proyectos mineros responsables en el estado Miranda

Prensa Minería/Karina Depablos.- Con el propósito de fortalecer la actividad minera no metálica y de níquel en el estado Miranda, este miércoles 10 de octubre, el ministro del Poder Popular para Desarrollo Minero Ecológico, Víctor Cano, sostuvo un encuentro con el gobernador Héctor Rodríguez para garantizar la producción.
El ministro Cano informó que en el estado Miranda hay más de 100 minas, de las cuales el 70 % está en producción, por lo que esta entidad es importante para el futuro productivo de Venezuela.
“En los próximos días, empezaremos a materializar los planes discutidos con el Gobierno mirandino para la activación completa de la actividad minera no metálica y de níquel, en esa región. Agradecemos a al gobernador por garantizar espacios para la producción”, indicó.
Cano explicó que, junto cin el gobernador Héctor Rodríguez, estudiaron los detalles de la producción minera de Miranda y los aportes para satisfacer el mercado nacional y para impulsar al Motor Exportador.
“Uno de los compromisos de esta reunión es elevar la certificación de reservas de minerales y el valor agregado. Estamos aquí para coordinar y afianzar las experiencias organizativas que tiene Miranda en el sector minero, con base en las capacidades instaladas y en la proyección de nuevas capacidades. Así el Motor Minero avanza en la planificación de la producción minera en Miranda con responsabilidad ambiental”, expresó el titular de la cartera de minas.
Fotos: Jonnathan Gudiño