A todo pulmón sonó la Voz Minera en un canto por la convivencia y la paz

Prensa Minería.- En un ambiente de alegría, compañerismo, organización y creatividad, el I Festival de la Voz Minera se erigió como una experiencia organizacional para apoyar la convivencia y la paz en Venezuela.

En este festival, calificado por la clase trabajadora como “excepcional”, “ejemplar”, “hermoso” y “significativo”, 16 trabajadores y trabajadoras del Ministerio del Poder Popular para Desarrollo Minero Ecológico demostraron su gran talento vocal y sembraron símbolos de paz, con un repertorio musical que caracteriza la diversidad de la cultura venezolana y despierta conciencia.

Fueron cuatro horas de intensa jornada —nutrida de cantos, risas, algarabía, humor, lágrimas, nervios, pasión, euforia, abrazos, reflexiones— en la que se hizo memoria de lo vivido, de la responsabilidad patria y del futuro. Hubo participación de ocho mujeres, la mayoría jóvenes, que hicieron sentir su voz, sus derechos y su mística.

El ministro Víctor Cano estuvo presente durante toda la actividad, la cual valoró como “una gran oportunidad para compartir y conocernos”. Para él, este tipo de eventos debe convertirse en algo cotidiano y medular dentro de las actividades que se realizan en el ente minero.

“El canto siempre está relacionado con el tema del trabajo; por ejemplo, los mineros están trabajando con su suruca y cantando. El canto siempre acompaña el trabajo: la gente tiene la radio prendida mientras está trabajando; la música siempre está en nuestras vidas y es el idioma universal que une al mundo”, dijo Cano.

De oro puro

La tarde musical comenzó con la semifinal, donde se eligieron a los representantes vocales del Ministerio y de la Corporación Venezolana de Minería (CVM) que, luego, compartirían escenario con los cantantes de los entes adscritos y las empresas mineras.

En esta semifinal, el primer lugar por parte del Ministerio para el Desarrollo Minero Ecológico se lo ganó Yénifer Urbina, trabajadora del despacho del viceministro para Exploración e Inversión Minera. Ella interpretó el tema “Por amarte así”, del mexicano Cristian Castro.

Madelyn González, de la Oficina de Políticas Públicas, se llevó el segundo lugar con la interpretación de “Agua, tierra, fuego y viento”, una canción de la reconocida voz argentina Mercedes Sosa. La tercera posición la mereció Lila Vargas, también de Políticas Públicas, quien puso a zapatear a más de una persona en el público, al ritmo de “La Potra Zaina”, un pajarillo del venezolano Juan Vicente Torrealba.

En el colectivo de CVM, el primer lugar fue para Joel Maldonado que demostró la potencia de su capacidad vocal con la pieza “Mátala”, escrita por el ranchero mexicano Alejandro Fernández; mientras que el segundo lugar le correspondió a Yoel Gómez, por su impecable participación con el exitoso pasaje “En aquel café”, del compositor y cantante pariaguanero Ignacio Rondón.

Los otros participantes aplaudidos y ovacionados por el público fueron: Verónica Roldán, de la Oficina de Atención Ciudadana, quien mostró su talento a través de la canción de Omar Acedo “Pueblo, levanta la cara”; Keidaly Parada versionó “Algo más”, escrita por la exvocalista de la Quinta Estación, Natalia Jiménez.

Asimismo, el joven Joel Suárez puso el ritmo tropical con la interpretación del tema “Madre Tierra” de Chayanne; Stivany Hernández, del área de Correspondencia del Despacho del Ministro, cantó “Aleluya”, una composición de la joven argentina Celez González; la representanta de Gestión Humana, Yerly Peña, presentó una canción compuesta por su padre Alirio Peña, llamado “Tras tus huellas”; y Jhonn Alonzo deleitó a los presentes al son de la salsa con una composición del venezolano Porfi Baloa, denominada “Siénteme”.

La difícil tarea de elegir al ganador de la Voz Minera estuvo a cargo de la profesora Marianela Vargas, cantante lírica venezolana, egresada del conservatorio Tchaikovsky de Moscú, en Rusia; Guillermo Barreto, cantante lírico, quien estudió cuatro años de teoría y solfeo, dos años de armonía y dos años de historia de la música; Óscar Colina, reconocido cantante y compositor venezolano de la época de los 80, quien estudio música en el Conservatorio José Ángel Lamas; y Evio Di Marzo, músico, compositor e intérprete venezolano, fundador de la agrupación vanguardista Adrenalina Caribe.

Toneladas de talento

En la final, el encuentro se efectuó entre siete compañeros, entre ellos dos mujeres. Cada uno de los concursantes demostró no solo su talento vocal, sino también gestos de solidaridad.

Jesús Rengifo, de la empresa minera CVM Loma Níquel, con un excelente registro vocal, acompañado de una amplia experiencia y un profundo carisma en el escenario, se alzó con el galardón de la primera edición de la Voz Minera, cantando “Las Caraqueñas”, del contrabajista venezolano José Quintero; el compañero de la Empresa de Producción Social Minera Nacional Juan Noroño demostró su orgullo de ser venezolano al interpretar “Llevo”, una letra de José Manuel Montenegro, que lo colocó en segundo lugar. En la tercera posición, se montó Yénifer Urbina, de la sede central del Ministerio.

Los otros cantantes que engalanaron la tarde fueron: Déboniz Carpio quien interpretó “Carrao Carrao” de la Reina de la Canción Criolla, Reina Lucero, en representación de Misión Piar; José Luis Nieves, de Carbozulia, cantó “Hombre de Madera”, de Ignacio Rondón; mientras que Joel Maldonado, de CVM, interpretó “Mujeres tan divinas”, del rey de la ranchera Vicente Fernández; y Óscar Matteys, de Ingeomín, maravilló al público con la pieza “Cómo fue”, del músico cubano Ernesto Duarte .

Otro práctica de paz y de alegría fue la participación de los jurados Óscar Colina y Evio Di Marzo, quienes regalaron a la audiencia un tema titulado “Corazón Moro”, que trasladó a los presentes a la época de los años 80.

LA_VOZ_MINERA_12_12_2017_69

Impactos: 99