Loma de Níquel recupera subproductos para la exportación y para la Gran Misión Vivienda

La planta, perteneciente a la Corporación Venezolana de Minería, trabaja en el proyecto de recuperación de los hornos para la fundición del mineral en bruto

Prensa Correo del Orinoco.- Lomas de Níquel recupera subproductos acumulados durante los años de procesamiento del níquel, que destina tanto a la exportación como al mercado interno, fundamentalmente a la Gran Misión Vivienda Venezuela, informó Gregorio Antonio Marrero, gerente general de la planta ubicada en el estado Aragua, en los límites con Miranda.

Uno de los subproductos es la escoria metálica que se extrae del material almacenado que se generó en la operación principal de la planta, que es el ferroníquel refinado, durante alrededor de 15 años.

“Es un material adherido a los bordes de los hornos que procesan el ferroníquel, que al solidificarse se retira y se va almacenando en espacios previstos para tal fin en la planta”, explicó Marrero.

Lo primero que hacen los trabajadores en esta planta adscrita a la Corporación Venezolana de Minería es la selección del material, después el acarreo y, posteriormente, el corte de ese metal en barras de un metro para facilitar el transporte en contenedores para la exportación, como parte de los lineamientos del Motor Minería, que busca generar divisas distintas al petróleo.

Demandado en el exterior

La Corporación Venezolana de Minería firmó un contrato por un año con la empresa holandesa Fondel Metals, interesada en adquirir la escoria metálica. Cada tres meses se va a realizar un despacho de 24 contenedores que contienen 24 toneladas del subproducto, lo que arroja un total de alrededor de 600 toneladas de escoria metálica por despacho.

Ya se realizó el primer despacho de hierro y níquel que es fundido por la empresa, y que es adquirido para obtener acero inoxidable. En total se pueden obtener alrededor de 4,5% de níquel de esa aleación.

El acuerdo contempla la exportación de entre 60 mil a 120 mil toneladas de escoria metálica, con un contenido de níquel al ser fundido de alrededor de 2.700 a 5.000 toneladas, explicó Marrero.

Este volumen de producto de níquel arroja ingresos que pueden rondar entre los 40 y 80 millones de dólares, si se considera que la tonelada de níquel se comercia en los mercados internacionales en 15 mil dólares.

Potencial productivo

Para la obtención del subproducto, el gerente general de la planta explicó que se requirieron unas inversiones para la movilización del material y el corte que se hace con oxígeno, aunque lo crucial de esta inversión es la puesta en funcionamiento de los hornos para la obtención del ferroníquel.

Desde el año 2015 se viene trabajando en el proyecto de recuperación de la fundición con empresas de China. La propuesta contempla la inversión destinada a la recuperación de un horno y, después de que esté en funcionamiento, con esos recursos propios que se generen, recuperar el otro horno.

En condiciones normales los hornos tienen una capacidad de producción, cada uno, de 6000 toneladas anuales de ferroníquel, para un total de dos unidades de 12000 toneladas al año.

En total se prevé una inversión de 150 millones de dólares para la recuperación de la planta, que se espera gestionar a través del Fondo China-Venezuela. Este es un proyecto que tiene ventajas comparativas, porque es una mina a cielo abierto, no necesita explosivos, sino equipo para acarreo, resaltó Marrero.

Mantenimiento continuo

Mientras que se recupera la planta, por ahora los trabajadores se mantienen operativos mediante el procesamiento de los subproductos, de manera de generar ingresos mientras que se concluye el proceso de recuperación de la planta procesadora de ferroníquel.

Además de trabaja en el proceso de mantenimiento de la planta que se realiza con ciclos diseñados para evitar el deterioro de los equipos, aseguró el gerente general de la planta de Loma de Níquel.

Con esta inversión en la recuperación de la planta de procesamiento se podrá recobrar un alto porcentaje de níquel que tributará al programa Venezuela Exporta, añadió el gerente general de Loma de Níquel.

Material de construcción

Marrero sostuvo que otro subproducto que se puede extraer de la planta es la arena industrial que se utiliza en la Gran Misión Vivienda Venezuela. Este material se usa como agregado en la construcción, fundamentalmente para mezclar con el concreto, detalló.

Igual sirve para utilizar en los proceso de eliminación de óxido, para los filtros y los agregados de asfalto y de concreto. “En la actualidad hay acumulados más de 60 millones de toneladas de ese material”, precisó el gerente de Loma de Níquel.

Adicionalmente, la planta dispone de otro subproducto con alto contenido de azufre y un porcentaje menor de níquel que se puede extraer con separadores magnéticos. El ministerio lo que plantea es comercializar ese material como un subproducto. “Para noviembre deben estar en las plantas esos equipos para extraer el mineral”, agregó.

Se logró la factibilidad de comercialización de ese producto y con la empresa holandesa Fondel Metals también se logró un acuerdo para poner en marcha ese proyecto, adelantó Marrero.

T/ Manuel López

F/ María Isabel Batista