Venezuela debe reconocerse como potencia minera

Prensa Minería/Martha Díaz.- El pueblo de Venezuela debe reconocerse como un país con una profunda historia minera y conocer el inmenso potencial minero que tiene en posesión, para avanzar en el aprovechamiento soberano de los recursos minerales de una manera responsable con el ambiente y con las generaciones presentes y por venir.

Este fue el llamado que el ministro del Poder Popular para Desarrollo Minero Ecológico, Víctor Cano, hizo al pueblo venezolano, durante su participación en el programa Con Amorín, transmitido por VTV.

“Solo con las reservas de oro, que contiene el área del proyecto Siembra Minera, sumamos a las reservas del mundo 1480 toneladas de oro. Para que tengan una idea: no hay más de 60 mil o 65 mil toneladas de oro en el planeta entero”, afirmó Cano al referirse a los recursos certificados en la cuarta mina de oro más importante del mundo, un yacimiento de escasas 19 mil hectáreas ubicadas en el estado Bolívar.

Cano resaltó que, en todo el Arco Minero del Orinoco (AMO), se estima que puedan certificarse más de 8900 toneladas de oro, lo que colocaría a Venezuela como el segundo país con mayores reservas de material aurífero a nivel mundial. Australia es la primera reserva mundial, y tiene 9100 toneladas de oro.

Lo anterior “evidencia la extraordinaria riqueza minera existente en Venezuela, por lo cual se trabaja para que esos recursos se transformen en un desarrollo armónico de la economía nacional y se vean cristalizados en el buen vivir de los venezolanos”.

Subrayó que, con la reciente certificación de la mina de Siembra Minera, el mundo comienza a reconocer a Venezuela como una potencia minera; por ello, “hay que saber sobre toda la capacidad existente en nuestro subsuelo para proteger y administrar, de la mejor manera, nuestros minerales”.

Indicó que “los Gobiernos imperiales sí conocen y nos reconocen como una gran fuerza minera; de ahí, las pretensiones de apoderarse de ellas y las sanciones impuestas al país”.

Acto de soberanía

Según la información suministrada por el ministro, desde la creación del Arco Minero del Orinoco, hace dos años, una de las principales líneas de acción ha sido defender la soberanía de Venezuela sobre sus recursos minerales, proteger y preservar el ambiente, así como el trabajo constante con el pueblo minero y el reconocimiento de sus derechos humanos.

Cano aseguró que el potencial minero del país es muy amplio: en todo el territorio nacional, se encuentran minerales metálicos y no metálicos, que con una explotación racional aportan al país grandes ganancias y contribuirán con la recuperación de la economía nacional. El titular de la cartera de minas indicó que, entre los minerales estratégicos, se encuentra el carbón, del cual se tiene una meta de producción de un millón de toneladas para ser exportada. También hizo referencia al tema del níquel, pues, en días anteriores, se firmó una alianza con una empresa holandesa, para la recuperación de 5 mil toneladas de níquel en la estatal CVM Loma de Níquel, en Aragua.

“Ya se hizo la primera entrega al Banco Central de Venezuela de 2 mil quilates de diamantes. Igualmente, se efectuó la firma de 35 alianzas con pequeños mineros que extraen este mineral, lo cual representa un hecho histórico en la minería venezolana”, evocó.

Con respecto al coltán, que es un mineral usado para la industria de las telecomunicaciones y en otras tecnologías, anunció que, en los días subsiguientes, se conocerán buenas noticias sobre este tema. Asimismo, expresó que ya existen dos empresas mixtas, dentro del Arco Minero del Orinoco que están en el proceso de exploración y próximas a iniciar el proceso de explotación de este mineral.

Igualmente, hizo mención al torio, sobre el cual indicó que “es uno de los elementos que se están desarrollando en el tema de energías alternativas. Es un material radiactivo, y ahorita estamos dando los primeros pasos en el desarrollo de esta energía. Venezuela cuenta con este mineral, lo único es que algunas reservas no están dentro del Arco y queremos preservarlas”.

Reconocimiento del pueblo minero como sujeto social

Mencionó que, dentro de las instrucciones dadas por el presidente Nicolás Maduro para el desarrollo del Arco Minero, está la atención integral de los pequeños mineros y sus familias: “Lo primero que se hizo fue reconocer al minero como sujeto social y económico de la zona; ellos están pasando de la informalidad a la formalidad y, así, hemos logrado que entregaran su producción de oro, hasta alcanzar las 8.5 toneladas de oro el año pasado y 5.6 toneladas en lo que va de 2018”, manifestó.

Recordó que, con el decreto de las 23 áreas especiales para el desarrollo de la minería en el AMO, el pasado 5 de diciembre, el pueblo minero se convirtió en un sujeto formal de la economía y comenzó a generar recursos para el Motor Minero, lo que conlleva más beneficios y bienestar social para el pueblo minero.

“Hay mucha esperanza: el pueblo minero está muy esperanzado y contento de que, por fin, se le reconozca como un pueblo trabajador y luchador, no como un pueblo que destroza al ambiente o que hacía actividades ilícitas. El pueblo minero, hoy, se siente parte de la estrategia nacional para sentar las bases de una economía productiva”, finalizó Cano.

Foto: Jonnathan Gudiño

Arco Minero avanza con “todas” las garantías ambientales

Prensa Minería/Martha Díaz.- “Estamos claros de que la minería no es ecológica, pero el desarrollo de ella debe contemplar la protección del ambiente. Inevitablemente, la minería tiene un impacto en la naturaleza, como cualquier otra actividad humana; pero el compromiso de Venezuela es dejar la menor huella en el ambiente y la mayor huella social”.

Esta declaración fue realizada por el ministro del Poder Popular para Desarrollo Minero Ecológico, Víctor Cano, durante su participación en el programa Análisis situacional, trasmitido por Globovisión el domingo 25 de marzo, en el cual informó sobre los avances en materia tecnológica que se están implementando, desde el Gobierno nacional, para la realización de una minería amigable con el ambiente.

Desestimó la matriz de opinión negativa que se ha creado en torno al Arco Minero del Orinoco (AMO): Contrario a lo que dicen algunos medios, “el Arco Minero busca reorganizar una actividad que tiene más de 200 años”. En este sentido, Cano explicó que esta zona comprende más de 111 mil kilómetros cuadrados, pero solo se hará un aprovechamiento minero directo de apenas 1,5 % del territorio.

Reconoció que, en el pasado, la minería no era tomada en cuenta como una importante fuente de ingresos económicos para el país; las políticas del Estado desfavorecieron el desarrollo integral de las zonas mineras, lo que condujo a una mayor afectación ambiental por el uso indiscriminado del mercurio.

“Nosotros estamos transformando el uso de esa tecnología, que fue una tecnología que se ha usado desde hace 50-60 años. Estamos migrando a una tecnología que es usada en el 90 % de la minería de oro en el mundo: la cianuración. Es un proceso cerrado que no debe salir al ambiente; pero, en caso de que exista algún derrame, el cianuro se destruye con los rayos del sol”, expuso Cano, al hablar sobre las garantías ambientales del Arco Minero.

Certificación de nuestros minerales para el bienestar social

El titular de la cartera de minas detalló que, como medidas para ayudar a la recuperación económica del país, se está trabajando en la certificación de recursos minerales estratégicos, como el oro, el coltán, el carbón, el níquel.

Estos estudios de certificación permitirán conocer, con exactitud, el potencial minero de Venezuela. Recordó que, recientemente, se anunció el estudio económico preliminar que se practicó al yacimiento otorgado a la empresa mixta Siembra Minera, cuyos resultados demostraron que el país cuenta con la cuarta mina de oro más grande del mundo.

“Este bloque cuenta con una reserva de más de 52 millones de onzas troy. Eso es alrededor de 1480 toneladas de oro, con una capacidad de producción de 1.2 millones de onzas troy al año, lo que equivale al aprovechamiento de 37 toneladas de oro al año”, comentó el ministro.

El área asignada, para el aprovechamiento minero de la empresa venezolano-canadiense Siembra Minera, es de aproximadamente un poco más de 18 mil hectáreas, “y es una muestra del potencial minero que posee el país”.

Señaló que gran parte de los recursos económicos obtenidos de las actividades mineras del AMO tendrán un impacto directo en los distintos rubros sociales: “Más del 60 %  de los ingresos del Arco Minero están dirigidos a programas sociales —no solamente para el Arco, sino para todo el territorio nacional—, para respaldar programas de educación, salud, infraestructura. Hoy, la minería está aportando sus recursos para enfrentar esta guerra económica a la que estamos siendo sometidos”.

Motor Minero rompe cerco financiero

La minería, el octavo motor de la Agenda Económica Bolivariana implementada por el presidente Nicolás Maduro, ha demostrado que las sanciones impuestas por Gobiernos imperiales no detienen ni detendrán el desarrollo de la economía nacional: “Una muestra de ello han sido las alianzas estratégicas con inversionistas internacionales que confían en el potencial de nuestro país”.

“El tener unas riquezas tan importantes a nivel mundial, nos pone a la vista de los otros países como un país con un gran potencial productivo. La minería es una de la vías que está planteando el presidente Maduro para enfrentar el cerco financiero”, dijo.

Según la información aportada por el ministro, además del proyecto Siembra Minera, se cuenta con otras firmas importantes, como la de la compañía holandesa Fondel Metals, para la recuperación de 5 mil toneladas de níquel contenidas en la escoria metálica de CVM Loma de Níquel, que se encuentra en el estado Aragua; amén de otras alianzas e inversiones importantes para la explotación de otros minerales no metálicos y metálicos.

Aseguró que existen otras transnacionales interesadas en asociarse con el Estado venezolano: “Hemos participado en encuentros mineros en Australia, donde se reúne la mayor cantidad de empresas mineras en el mundo, y hay mucho interés en participar directamente en la minería o en las actividades conexas. Igualmente, se encuentran en evaluación la participación de empresas chinas, rusas y del Oriente Medio”.

Para el ministro Cano, “la minería se va a convertir en una fuente de divisas importante en el país, quizás más sólida que la petrolera”.

Foto: Jonnathan Gudiño