Prensa Minería/Karina Depablos.- Más de 80 representantes de nueve pueblos indígenas ubicados en el municipio Cedeño del estado bolívar se reunieron con el ministro del Poder Popular para Desarrollo Minero Ecológico, Víctor Cano, para participar en la organización de los nuevos proyectos de procesamiento de coltán en el Arco Minero del Orinoco (AMO).

El ministro Cano informó que, en este importante encuentro realizado en Los Pijiguaos, estado Bolívar, estuvieron presentes los voceros de los pueblos indígenas: mapoyo, jivi, eñepá, baniva, curripaco, pumé, piapoco, houttöja y pemón. ¿El objetivo? Trabajar en conjunto para planificar y definir los límites de los proyectos de coltán.

“El Motor Minero garantiza la participación activa de los pueblos indígenas en la planificación de los proyectos que afectan sus territorios y sus vidas. Es una exigencia, un requisito legal, la consulta previa e informada de todas las comunidades indígenas; son ellos los que tienen la última palabra, nos dirán en qué lugar se puede hacer minería y en cuáles no, y de ahí parte la actividad minera”, expresó el ministro.

Cano informó que, en la reunión, se contó con el acompañamiento de la ministra para Pueblos Indígenas, Aloha Núñez, de equipos técnicos de ambiente y geología, y los representantes de doce empresas que están invirtiendo en el Arco del Orinoco.

“Estamos trabajando para que la producción minera genere la mayor suma de felicidad y bienestar al pueblo venezolano, en el marco del Programa de Recuperación Económica, Crecimiento y Prosperidad. En esta ruta, la sabiduría de los pueblos originarios es fundamental para la construcción de un modelo minero responsable, que tenga el menor impacto en el ambiente. Así está establecido en el Plan de la Patria en Venezuela”, expresó.

En Venezuela, la consulta previa es ley

De acuerdo con Nixon Salazar, capitán legítimo del pueblo houttöja en Las Calcetas, parroquia Los Pijiguaos, el Gobierno Bolivariano es el único que se ha encargado de realizar consultas previas  e informadas sobre los proyectos mineros del Arco del Orinoco.

“Estamos bastante contentos porque estamos participando y debatiendo los proyectos dentro del Arco Minero del Orinoco. Hace 40 años, los Gobiernos de la Cuarta República no nos tomaban en cuenta, no teníamos voz. Ahora, en revolución tenemos derecho, como comunidades y pueblos originarios, a acordar cuáles son las áreas para explotación minera y a defender nuestros derechos ancestrales”, manifestó el vocero.

Fotos: Jonnathan Gudiño