Venezuela centra su atención en la investigación minera y energética

Prensa Minería/Karina Depablos.- Tras una inversión de 5.8 millardos de bolívares aprobada por el presidente Nicolás Maduro, los ocho laboratorios geológicos y mineros más importantes del continente reanudaron sus operaciones. Desde estos espacios, científicos venezolanos realizarán análisis de agua, petróleo y minerales para cuantificar y certificar las riquezas del país.

Con la reactivación de los laboratorios científicos del Instituto Nacional de Geología y Minería (Ingeomín) en Los Teques, estado Miranda, Venezuela aumentará significativamente el desarrollo de proyectos de investigación mineros y petroleros de alto impacto, con financiamiento público.

Luis Martínez, geólogo egresado de la Universidad Central de Venezuela (UCV) y líder técnico del Proyecto de Laboratorios de Geología y Minería del país, explicó que el uso de la tecnología para los análisis de muestras proporcionará un gran avance en materia científica.

“Estos laboratorios son únicos, con tecnología de vanguardia para el análisis fisicoquímico y mineralógico, y los tenemos en Venezuela. Van a ser muy útiles para el plan de explotación de minerales estratégicos del país, especialmente en el Arco Minero del Orinoco. Por la voluntad política de nuestro presidente Nicolás Maduro, ahora podemos ampliar nuestras capacidades técnicas y mejorar la formación del personal del Ingeomín, recuperando nuestra soberanía en el campo de las geociencias y la investigación científica”, expresó.

Durante su participación en el programa radiofónico En la bulla, transmitido por RNV Informativa, Martínez comentó que este tipo de tecnología dará un gran aporte a la nación puesto que la certificación efectiva de las reservas minerales y energéticas permite respaldar la moneda nacional, además, facilita el impulso necesario a un nuevo sistema económico.

“El Motor Minero ofrecerá mayores ingresos al Estado con estos análisis fisicoquímicos y mineralógicos, ya que podemos ofrecer este servicio otros países y también estamos ahorrándole divisas a Venezuela porque, durante muchos años, estos estudios especializados se hacían en Canadá y Europa con costos muy elevados”, destacó.

Potencial minero

Luis Martínez, quien también es especialista en Hidrogeología y Geomática, señaló que es necesario hacer un gran trabajo para consolidar a Venezuela como un país minero. Sin embargo, afirmó que el potencial de minerales metálicos y no metálicos es muy grande, por lo que es imprescindible desarrollar una actividad minera nacional controlada y eficiente con nuevas tecnologías que disminuyan el impacto ambiental.

“Tenemos alrededor de 50 profesionales en todo el país para identificar y certificar las reservas de minerales metálicos y no metálicos. Estamos trabajando para articular el trabajo con el pequeño minero y la pequeña minera para analizar cada muestra que nos lleven, porque los laboratorios del Ingeomín son del pueblo, especialmente del pueblo minero. En el eje llanero, tenemos potencial en feldespato, fosfatos, mármol, granito y muchos otros, podemos ampliar la producción y exportar estos minerales sobre todo a las islas del Caribe”, manifestó.

En este sentido, Martínez indicó que, actualmente, el Ingeomín está abocado al desarrollo de los convenios y acuerdos suscritos con las gobernaciones de Cojedes y Carabobo para iniciar nuevos proyectos mineros.

“Con una gran inversión y con un esfuerzo gubernamental, hoy día, contamos con las instalaciones y los suministros para operar. Por eso hago un llamado al sector minero, a todo el país, a sumarse al Ingeomín que por ley es el ente encargado de los estudios geológicos nacionales, necesitamos más profesionales y mayor organización para mejorar todos los procesos y sistemas”, acotó.

Monitoreo ambiental

En cuanto al control y seguimiento del impacto ambiental, el geólogo Luis Martínez aseguró que el Instituto Nacional de Geología y Minería cuenta con las gerencias de Investigación, Proyectos Mineros e Información Geológica para promover y garantizar la defensa del ecosistema y de las comunidades mineras.

“Organizar la minería trae muchos beneficios. Tenemos muchas opciones para evaluar las capacidades y las limitaciones de esta actividad. La organización es la política de este proyecto revolucionario, y hacia allá vamos. Hemos avanzado en el Arco del Orinoco, hoy tenemos un potencial minero real; acompañamos al pueblo minero; hacemos abordajes para compartir con las comunidades con el conocimiento científico, para sustituir el uso de mercurio”, enfatizó.

Fotos: Jonnathan Gudiño

 

 

Estudios ambientales y socioculturales avalan proyecto Arco Minero del Orinoco

Ciudad Guayana, 1 de noviembre de 2017 (Prensa Minería / Juan Ruiz)- La empresa pública Técnica Minera (Tecmín) ha realizado estudios ambientales y socioculturales exigidos para autorizar la ocupación territorial y el aprovechamiento racional de los recursos naturales en las áreas a ser intervenidas por la minería en el Arco Minero del Orinoco, así como para prestar asesoraría técnica en materia de recuperación ambiental, informó el gerente de Gestión Ambiental de Tecmín, Pedro Aguilera.

En relación con los proyectos de la Zona de Desarrollo Estratégico Nacional Arco Minero del Orinoco, Aguilera ratificó que “Tecmín ha venido elaborando los estudios de impacto ambiental y sociocultural, exigidos por el Ministerio para Ecosocialismo y Aguas, para la exploración, explotación y procesamiento de minerales estratégicos, ya sea por la pequeña minería, por las empresas nacionales o las empresas mixtas. Hemos cumplido acertadamente esta tarea, con el apoyo de personal técnico, con estudios de prospección geológica, más el Inventario de Recursos de la Región Guayana realizado por la empresa”.

Subrayó que, por mandato del presidente Nicolás Maduro, Tecmín está aportando asistencia técnica y ambiental, para que, en Guayana, los pequeños y medianos mineros puedan extraer y procesar el oro con prácticas eficientes y responsables con el ambiente, sustituyendo el mercurio e instalando tecnologías alternativas.

Agregó que “otro frente de trabajo es el relacionado con el programa de recuperación ambiental en áreas degradadas por una actividad minera que tiene más de un siglo en el estado Bolívar”.

Por su parte, el ingeniero Félix Fermín, gerente de Ingeniería y Geoexploratorio de Tecmín, explicó que la empresa está aportando y sistematizando información geológica y cartográfica de las áreas con potencial minero al sur del Orinoco, con el fin de promocionarlas ante potenciales inversionistas.

A Tecmín y al Instituto Nacional de Geología y Minería (Ingeomín) les corresponde avanzar y consolidar los trabajos geoexploratorios para cuantificar la magnitud y la calidad de las reservas minerales que se localizan en el Arco Minero y en el resto del país. “Cada paso que demos debe estar planificado y estudiado”, dijo Fermín.

Hacia una minería responsable

Sobre el compromiso de Venezuela para avanzar a una minería responsable, José Muñoz, presidente de Tecmín, destacó que el Estado venezolano acordó tener mayor presencia en las zonas mineras tradicionales del estado Bolívar a fin de asegurar el correcto manejo de estos recursos e impedir su contrabando; además para promover y ejecutar programas socioproductivos, ambientales y de derechos humanos.

“El proyecto Arco Minero respeta la existencia de espacios protegidos y las Áreas Bajo de Régimen de Administración Especial, como parques nacionales, monumentos naturales, reservas hídricas, zonas de seguridad fronteriza; también asume, como práctica, la consulta a las comunidades indígenas asentadas al sur del Orinoco y la participación de ellas en la planificación de la gestión territorial”, aseveró. 

Aclaró que, al sur del Arco Minero de Guayana, tenemos más de 13 millones de hectáreas de zonas protegidas donde no está autorizada la minería y que, en el propio Arco, la superficie que pudiera ser aprovechada por la minería abarca un espacio geográfico muy reducido, que ni siquiera llega al 5 %, en relación con sus 111 mil kilómetros cuadrados.

“Son elementos que evidencian cómo avanzamos hacia la consolidación de una política minera integral, respetuosa del ambiente, socialmente responsable, que está siendo diseñada y ejecutada con la participación del pueblo minero y de las comunidades originarias localizadas en las áreas de influencia de los proyectos”.

En los estudios de impacto realizados por Tecmín, han participado más de 20 especialistas en áreas como ecología, ingenería forestal, hidrometeorología, geografía, cartografía, geología, sociología, psicología social.