Ministro Cano supervisó avance de instalación de planta de reciclaje de escoria metálica en Miranda

Prensa Minería/ Nerliny Carucí.- Bajo un agreste sol mirandino, el ministro para Desarrollo Minero Ecológico, Víctor Hugo Cano, dio la bienvenida a los representantes de la empresa Fondel Metals en Venezuela que, muy pronto, instalarán en CVM Loma de Níquel una planta de reciclaje para tratar los residuos industriales almacenados en esta mina.

El ministro declaró que “esta planta es un prototipo único, diseñado para Venezuela, bajo las siglas FNR —que significan ferroníquel recuperado—, el cual permitirá trabajar los pasivos ambientales acumulados tras el proceso de refinación en la empresa CVM Loma de Níquel”.

La planta, cuya eficiencia fue certificada hace cinco semanas, tiene la capacidad para recuperar unas tres mil toneladas de ferroníquel, “contribuyendo, así, a maximizar el rendimiento del níquel venezolano y a agregarle valor”, detalló Cano.

La planta será instalada en Venezuela por la empresa FrontMet BV C.A., filial de la casa matriz holandesa Fondel Metals, a fin de fortalecer la producción del Motor Minero, con “tecnologías de vanguardia y observando el cumplimiento riguroso de toda la normativa ambiental”.

El ministro explicó que la escoria que se aprovechará es un pasivo ambiental que sale de los hornos de CVM Loma de Níquel con un alto contenido de materiales ferrosos que no se pueden recuperarse en el proceso normal y formal de la planta; y que sirven para la fabricación de acero inoxidable.

Según el máximo representante del Motor Minero, el producto final será comercializado en el extranjero, a fin de impulsar el Programa de Recuperación Económica, Crecimiento y Prosperidad del país.

Cano informó que esta planta arribará a Venezuela a finales de enero del año 2019, para ser instalada en los terrenos de CVM Loma de Níquel, ubicados en Miranda; y entrará en producción a finales del primer trimestre de 2019, con las certificaciones ambientales que garanticen la calidad de la gestión minera.

Delegación criolla certificó eficiencia de planta minera

A principios de septiembre pasado, una delegación del Gobierno de Venezuela viajó a Róterdam, Holanda, para hacer la certificación técnica del prototipo de la planta que permitirá reciclar 142 mil toneladas de escoria metálica en CVM Loma Níquel, para generar un ingreso de divisas al país.

La comisión nacional, encabezada por el gerente de Operaciones de CVM Loma de Níquel, Gregorio Marrero, pudo constatar que el prototipo de esta separadora magnética para recuperación de metal con contenido de níquel tiene un diseño eficiente que asegura el aprovechamiento de la escoria de refino, y reduce la contaminación en la naturaleza.

El prototipo de la planta fue construido por un equipo de ingenieros de FrontMet BV C.A., sucursal de la empresa Fondel Metals, con la cual la Corporación Venezolana de Minería (CVM) estableció un convenio estratégico el pasado 29 de mayo, tras conversaciones durante la Expo Venezuela Potencia 2018.

De acuerdo con el gerente de CVM Loma de Níquel, la utilidad de la comercialización del ferroníquel que se extraiga con la nueva planta FNR será distribuida en un 60 % para el Estado venezolano y 40 % para la compañía holandesa, tal como establece el convenio firmado entre ambas naciones y cuya letra fija que la República Bolivariana de Venezuela tiene el control soberano de las decisiones comerciales y la participación mayoritaria de los ingresos.

“Con esta alianza, avanzamos para extraer el metal de la escoria de CVM Loma de Níquel. Con la tecnología de la empresa holandesa, fomentamos el reciclaje y la aplicación de procesos mineros menos invasivos en el ambiente”, expresó.

El convenio entre Venezuela y Fondel Metals tiene una duración de tres años, en los cuales se garantiza la operatividad, el mantenimiento y la transferencia tecnológica para el funcionamiento de la planta en años futuros.

Se estima que los ingresos generados por la extracción y la comercialización de ferroníquel, a partir de los residuos de la industria, asciendan a ocho millones de euros para la nación suramericana.

Fotos: Jonnathan Gudiño

Venezuela y Holanda precisaron acuerdo para recuperar níquel de pasivos ambientales

Prensa Minería/Karina Depablos.- El Gobierno de Venezuela y la empresa holandesa Fondel Metals ampliaron ronda de conversaciones, en la Expo Venezuela Potencia 2018, sobre los términos del acuerdo para extraer y comercializar níquel a partir de los residuos de la industria.

El ministro para Desarrollo Minero Ecológico, Víctor Cano, explicó que este convenio traerá grandes beneficios a la nación, puesto que permitirá reciclar la escoria metálica producida en la planta CVM Loma de Níquel, ubicada en el estado Aragua, y aportará ingresos al país por la venta de níquel.

“Estamos trabajando en esta alianza para extraer níquel de la escoria de nuestra planta. Esta escoria es un pasivo ambiental y con la tecnología de la empresa Fondel Metals vamos a extraer el mineral, fomentando la aplicación de procesos ecoamigables y reduciendo los daños al ambiente”, señaló.

En este sentido, comentó que la empresa holandesa instalará una planta especializada para recolectar el níquel, y tendrá una inversión de tres millones de euros.

“Es un gran proyecto para el sector níquel de Venezuela. Es un acuerdo de tres años, renovable por tres años más. Estimamos ingresos de hasta ocho millones de euros para la nación por la recuperación de este mineral”, resaltó el ministro.

Por su parte, el representante de la empresa Fondel Metals, Austin Van´t Wount, expresó su satisfacción por esta negociación que traerá beneficios para ambas naciones; además, declaró que la planta podría comenzar sus operaciones en el último trimestre de 2018.

“Esto es un ejemplo del compromiso que tiene el Motor Minero. Tenemos muchas expectativas sobre nuestras primeras actividades en Venezuela. También estamos negociando esta tecnología en Colombia y Francia, y ahora nos enorgullece llegar a Venezuela”, destacó el empresario.

Venezuela debe reconocerse como potencia minera

Prensa Minería/Martha Díaz.- El pueblo de Venezuela debe reconocerse como un país con una profunda historia minera y conocer el inmenso potencial minero que tiene en posesión, para avanzar en el aprovechamiento soberano de los recursos minerales de una manera responsable con el ambiente y con las generaciones presentes y por venir.

Este fue el llamado que el ministro del Poder Popular para Desarrollo Minero Ecológico, Víctor Cano, hizo al pueblo venezolano, durante su participación en el programa Con Amorín, transmitido por VTV.

“Solo con las reservas de oro, que contiene el área del proyecto Siembra Minera, sumamos a las reservas del mundo 1480 toneladas de oro. Para que tengan una idea: no hay más de 60 mil o 65 mil toneladas de oro en el planeta entero”, afirmó Cano al referirse a los recursos certificados en la cuarta mina de oro más importante del mundo, un yacimiento de escasas 19 mil hectáreas ubicadas en el estado Bolívar.

Cano resaltó que, en todo el Arco Minero del Orinoco (AMO), se estima que puedan certificarse más de 8900 toneladas de oro, lo que colocaría a Venezuela como el segundo país con mayores reservas de material aurífero a nivel mundial. Australia es la primera reserva mundial, y tiene 9100 toneladas de oro.

Lo anterior “evidencia la extraordinaria riqueza minera existente en Venezuela, por lo cual se trabaja para que esos recursos se transformen en un desarrollo armónico de la economía nacional y se vean cristalizados en el buen vivir de los venezolanos”.

Subrayó que, con la reciente certificación de la mina de Siembra Minera, el mundo comienza a reconocer a Venezuela como una potencia minera; por ello, “hay que saber sobre toda la capacidad existente en nuestro subsuelo para proteger y administrar, de la mejor manera, nuestros minerales”.

Indicó que “los Gobiernos imperiales sí conocen y nos reconocen como una gran fuerza minera; de ahí, las pretensiones de apoderarse de ellas y las sanciones impuestas al país”.

Acto de soberanía

Según la información suministrada por el ministro, desde la creación del Arco Minero del Orinoco, hace dos años, una de las principales líneas de acción ha sido defender la soberanía de Venezuela sobre sus recursos minerales, proteger y preservar el ambiente, así como el trabajo constante con el pueblo minero y el reconocimiento de sus derechos humanos.

Cano aseguró que el potencial minero del país es muy amplio: en todo el territorio nacional, se encuentran minerales metálicos y no metálicos, que con una explotación racional aportan al país grandes ganancias y contribuirán con la recuperación de la economía nacional. El titular de la cartera de minas indicó que, entre los minerales estratégicos, se encuentra el carbón, del cual se tiene una meta de producción de un millón de toneladas para ser exportada. También hizo referencia al tema del níquel, pues, en días anteriores, se firmó una alianza con una empresa holandesa, para la recuperación de 5 mil toneladas de níquel en la estatal CVM Loma de Níquel, en Aragua.

“Ya se hizo la primera entrega al Banco Central de Venezuela de 2 mil quilates de diamantes. Igualmente, se efectuó la firma de 35 alianzas con pequeños mineros que extraen este mineral, lo cual representa un hecho histórico en la minería venezolana”, evocó.

Con respecto al coltán, que es un mineral usado para la industria de las telecomunicaciones y en otras tecnologías, anunció que, en los días subsiguientes, se conocerán buenas noticias sobre este tema. Asimismo, expresó que ya existen dos empresas mixtas, dentro del Arco Minero del Orinoco que están en el proceso de exploración y próximas a iniciar el proceso de explotación de este mineral.

Igualmente, hizo mención al torio, sobre el cual indicó que “es uno de los elementos que se están desarrollando en el tema de energías alternativas. Es un material radiactivo, y ahorita estamos dando los primeros pasos en el desarrollo de esta energía. Venezuela cuenta con este mineral, lo único es que algunas reservas no están dentro del Arco y queremos preservarlas”.

Reconocimiento del pueblo minero como sujeto social

Mencionó que, dentro de las instrucciones dadas por el presidente Nicolás Maduro para el desarrollo del Arco Minero, está la atención integral de los pequeños mineros y sus familias: “Lo primero que se hizo fue reconocer al minero como sujeto social y económico de la zona; ellos están pasando de la informalidad a la formalidad y, así, hemos logrado que entregaran su producción de oro, hasta alcanzar las 8.5 toneladas de oro el año pasado y 5.6 toneladas en lo que va de 2018”, manifestó.

Recordó que, con el decreto de las 23 áreas especiales para el desarrollo de la minería en el AMO, el pasado 5 de diciembre, el pueblo minero se convirtió en un sujeto formal de la economía y comenzó a generar recursos para el Motor Minero, lo que conlleva más beneficios y bienestar social para el pueblo minero.

“Hay mucha esperanza: el pueblo minero está muy esperanzado y contento de que, por fin, se le reconozca como un pueblo trabajador y luchador, no como un pueblo que destroza al ambiente o que hacía actividades ilícitas. El pueblo minero, hoy, se siente parte de la estrategia nacional para sentar las bases de una economía productiva”, finalizó Cano.

Foto: Jonnathan Gudiño

CVM Loma de Níquel es pionera en Venezuela en producción minera responsable

Prensa Minería.- CVM Loma de Níquel, una empresa minera recuperada por el presidente Chávez en el año 2012, firmó una alianza con una compañía holandesa, este jueves 15 de marzo, para aprovechar escoria metálica y restaurar este pasivo ambiental que proviene de la industria minera.

Gregorio Marrero, gerente general de la Corporación Venezolana de Minería Loma de Níquel, informó —durante su participación en el programa En la bulla, transmitido este viernes, por RNV Informativa— que, a finales del segundo semestre de 2018, esta empresa iniciará “una recuperación eficiente de todos los subproductos del níquel y de la capacidad productiva de la planta, mediante tecnologías amigables con la naturaleza”.

La empresa CVM Loma Níquel instalará una planta de procesamiento para tratar residuos del proceso de refinamiento del ferroníquel, que tienen más de 14 años almacenados en la mina. Con el proceso de reciclaje, se obtendrá níquel para la industria metalúrgica mundial, así como agregados para obras de construcción civil, como las de la Gran Misión Vivienda Venezuela.

Estos procesos de reciclaje permiten que esta compañía, 100 % nacional, sea reconocida como pionera en gestión minera responsable con la Tierra, con la gente y con el país.

Según Marrero, “con esta nueva alianza, la meta es recuperar al menos 5 mil toneladas de níquel” que Venezuela podrá exportar, especialmente a los países europeos.

‘Los angelitos del ambiente’

Durante su intervención, Marrero destacó la labor que viene desempeñando la clase trabajadora de CVM Loma de Níquel, para la conservación y la preservación del ambiente: “Los trabajadores nos organizamos, y salió una propuesta llamada ‘los angelitos del ambiente’, un grupo integrado por estudiantes de bachillerato, hijos y conocidos de los trabajadores, que, anualmente, hacen siembras y, dentro de la planta donde se extrae el material, hacen cierres de minas sembrando diferentes tipos de árboles”.

Subrayó que los trabajadores y las trabajadoras de CVM Loma de Níquel laboran arduamente para contribuir con el apalancamiento productivo del país, y lograr que la minería sea uno de los principales motores que permita superar el rentismo petrolero.

Reiteró que CVM Loma de Níquel ha experimentado un destacado crecimiento, en los últimos meses, con el emprendimiento del Motor Minero activado por el gobierno del presidente Nicolás Maduro. “En Revolución, los trabajadores tenemos ese sentido de pertenencia, lo que nos hace marcar hechos productivos, de crecimiento en el tema ambiental y de producción. Por eso es que somos una empresa modelo, porque implementamos muchos factores que queremos multiplicar en otros sectores productivos de la nación”, dijo.

Uso del níquel en la vida cotidiana

El gerente general de CVM Loma de Níquel enfatizó la importancia del níquel como un material estratégico e importante, no solo para Venezuela, sino para el mundo.

“El níquel es importante porque es un componente para la fabricación de aleaciones, por ejemplo, para equipos quirúrgicos, utensilios de alimentación, manillas de puertas, celulares, lapiceros; es decir, todo lo que no se oxida tiene contenido de níquel: El níquel es la materia prima del acero inoxidable”, sostuvo este ingeniero minero, quien explicó que todo residuo metálico puede ser tratado y convertido en materia prima o en subproductos para otros motores económicos del país.

Foto: Jonnathan Gudiño