Producción carbonífera en Fila Maestra se realizará bajo estrictos controles ambientales

Prensa Minería/Martha Díaz.- Hace unos días, el presidente de la República, Nicolás Maduro, reactivó las operaciones en la mina de carbón mineral Fila Maestra, ubicada en la serranía del estado Anzoátegui, bajo un esquema de responsabilidad ambiental y retorno social.

Esta mina estaba paralizada desde el año 2014, luego de que el Gobierno nacional rescindiera el contrato de operaciones a la empresa Carbones Bruzual por comisión de delitos ambientales y por afectación de los derechos humanos de las comunidades.

Esta información la amplió Yonatthan Torres, presidente de la Empresa Minera Nacional, encargada de la activación de la mina: “En los terrenos de Fila Maestra se desarrolló una minería destructiva por una empresa que cometió graves ilícitos ambientales, con una explotación irracional, sin tener en cuenta la Pachamama. Por esa razón, se realizó el cierre de la mina, hace cinco años. En esta oportunidad, estamos tomando y ejecutando todas las medidas necesarias para que eso no vuelva a ocurrir jamás”.

Durante su participación en el programa radial En la bulla, Torres informó que, con el reinicio de la producción de carbón en Fila Maestra y el apoyo de la comunidad organizada, se van a cambiar los parámetros de la minería realizada anteriormente, además, se atenderán los graves pasivos ambientales que ahora afectan el área.

“Los mecanismos implementados por el Gobierno nos permitirán lograr nuestra meta. Tenemos un Ministerio para Ecosocialismo que nos da las medidas, así como una ley ambiental que ha sido revisada y ha sido nuevamente reafirmada, y vamos a trabajar bajo esa normativa”, expuso.

Comentó el representante de Minera Nacional que esta reactivación productiva se efectúa en alianza con la empresa privada Carbones Guri-Guri, lo cual demuestra que hay inversionistas criollos interesados en recuperar la economía del país.

“Es una nueva cara de la minería que se está planteando realizar en Venezuela, no solo desde el ámbito ambiental y económico, sino ir más allá y colocar profunda atención en lo social, en el derecho de los ciudadanos a vivir en un espacio armonioso, digno y productivo”, dijo el especialista en impacto ambiental.

Detalló que, en este proyecto, trabajan de la mano con las comunidades de Santa Cruz y El Alambre, con cuyos líderes se realizaron dos docenas de reuniones para conocer sus necesidades y sus expectativas: “Ellos están muy contentos con este proyecto, pero exigieron que se realice con el menor impacto en la naturaleza”.

De igual manera, señaló que bajo la administración de la antigua empresa, los pobladores de Santa Cruz y El Alambre no recibieron ningún tipo de beneficio. “Existió un explotación doble: se explotó la minería y, a su vez, hubo una explotación humana, porque no quedó nada. No se hizo inversión social, no se hizo nada para el bienestar de la población”.

Aseguró que, para el Gobierno revolucionario, “la prioridad es lo social y, después, la minería. Esta, por supuesto, desde una mirada de respeto a los ecosistemas. En Venezuela, todo proyecto minero deber pasar por una serie de estudios de impacto ambiental y sociocultural, donde se atiende el bienestar colectivo”.

Legado de Hugo Chávez

Según el presidente de Minera Nacional, la lección del comandante Hugo Chávez referida al empoderamiento y organización de las comunidades fue interiorizada y aprendida por la población minera de Anzoátegui, ya que ahora el poder popular asumió su rol protagonista y está activamente participando en la toma de decisiones.

“Las familias que viven en los caseríos cerca de Fila Maestra son parte integral de todo el sistema productivo nacional. Ellas son factor importante para la toma de decisiones y para el seguimiento y control minero. Su participación es garantía para que las cosas se hagan bien; este es el legado que nos dejó el comandante Chávez: estar y trabajar con las comunidades”, recalcó Torres.

Confianza en el desarrollo del país

Según la autoridad minera, la activación de la producción de carbón en Fila Maestra “representa una nueva esperanza para los pueblos del municipio Bruzual, en el estado Anzoátegui. Ahora ven la luz ante tanta dificultades, ante tanta adversidades”.

Afirmó que esta alianza con la empresa privada es otra muestra del voto de confianza de empresarios nacionales y extranjeros que vienen a Venezuela a invertir, porque están conscientes del potencial minero y productivo del país.

Torres aseveró que han recibido propuestas de inversionistas de Colombia e Italia, quienes están altamente interesados en este mineral: “Las sanciones imperiales no detienen a Venezuela. Hay gente que cree en nuestro país, confía en nosotros y no los vamos a defraudar.”, concluyó.

Hizo hincapié en que el Gobierno nacional trabaja para desarrollar una minería bien hecha, que cambie los parámetros de la minería capitalista, destructiva extractivista, por un proceso que contemple y respete el área ambiental, social y cultural de todo el territorio venezolano, con el propósito de buscar la mayor suma de felicidad posible al pueblo venezolano.

Impactos: 101

Participación comunitaria garantizará éxito de reforestación en el Arco Minero

Prensa Minería/Karina Depablos.- De acuerdo con el presidente de la Misión Árbol, Wilmer Vásquez, la participación activa y el compromiso real de las comunidades mineras en el Arco del Orinoco permitirá la reforestación y la recuperación efectiva de las áreas afectadas por esta actividad económica.

“La Misión Árbol junto al Ministerio para Ecosocialismo está ejecutando labores de reforestación y remediación de las zonas afectadas en el Arco Minero del Orinoco (AMO); sin embargo, el pueblo debe asumir su rol protagónico y ejercer su derecho a supervisar los proyectos del Gobierno para crear un modelo de modelo minería responsable que detenga la destrucción del ambiente”, expresó.

Durante su participación en el programa radiofónico En la bulla, Vásquez señaló que la Misión Árbol permite que la ciudadanía eleve su conciencia ecosocialista, lo que ha generado una gran motivación para cuidar el ambiente como área prioritaria en las escuelas, liceos, universidades y espacios laborales.

“La Misión tiene dos ejes: organización y formación. En organización, estamos promoviendo brigadas ecosocialistas en las unidades educativas, comunas y en los puestos de trabajo. Nos enfocamos en reforestación, formación ecosocialista y reciclaje. En cuanto a formación, tenemos el plan de producción de plantas y el plan nacional de reforestación para embellecer todo el territorio, específicamente las áreas degradadas por el ser humano o por incendios naturales”, manifestó.

En cuanto al plan de reforestación que pretende propagar las especies autóctonas en el Arco Minero, Vásquez dijo que los trabajadores de la minería y las comunidades organizadas han jugado un papel muy importante, pero acotó que es necesaria mayor participación para alcanzar las metas propuestas.

“Estamos conscientes de que el poder popular es una gran fuente de sabiduría, por eso estamos trabajando para articular el trabajo con centros de investigación científica, universidades y ambientalistas, para que todos juntos, todos, logremos construir y desarrollar múltiples programas de reforestación, recuperación de suelos y reciclaje”, indicó.

Según el presidente de la Misión Árbol, este programa gubernamental llegó para cuidar y preservar la Madre Tierra, por lo que se está enfocando en la minería, uno de los motores de desarrollo más importantes del país.

“Como toda actividad humana, cada vez que se realiza la minería se ve el impacto. En cada espacio minero generamos planes previos y posteriores a las actividades productivas orientados a preservar los suelos, la flora y la fauna. Debemos desmentir esa campaña que, en el Arco Minero, no quedará ni un árbol. Les decimos a los que detractores, a los científicos y académicos que se sumen, nada hacemos con la crítica, si no aportan nada al plan nacional de reforestación de las áreas degradadas y al plan nacional de reforestación de las cuencas hidrográficas. Es un conjunto: el Estado, los movimientos sociales y populares, los pequeños mineros y mineras, todos juntos por la preservación y recuperación de nuestro planeta”, enfatizó.

Foto: Jonnathan Gudiño

Impactos: 101

Ministro para Ecosocialismo: No vamos a permitir más distorsión en el tema minero

Prensa Minería/Karina Depablos.- A juicio de Heryck Rangel, profesor, magíster en Gerencia Ambiental y ministro del Poder Popular para Ecosocialismo, en tan solo dos años, el Gobierno Bolivariano ha hecho grandes y notables esfuerzos para controlar y organizar la actividad minera nacional, por lo que el pueblo venezolano debe empezar a asumir con responsabilidad estas políticas públicas, sociales y económicas.

“Si queremos hacer soberanía hay que conocer lo que tenemos. El principal compromiso de la causa ecosocialista y del gobierno del presidente Nicolás Maduro es la lucha por el ambiente. ¡No vamos a permitir más distorsión en el tema minero! A los mineros hay que respetarlos en su oficio, pero siempre recordándoles que la Tierra les da la riqueza y, por eso, deben devolverle amor y cuidado, protegerla. Es un cambio de paradigma”, enfatizó.

 

Durante su participación en el programa radiofónico En la bulla, Rangel explicó que el proyecto del AMO está bien estructurado y pensado. A su juicio, “ya basta de denuncias en el aire, de denuncias infundadas en contra del Arco Minero del Orinoco (AMO). El Arco es una política de organización”, por tanto el Ministerio para Ecosocialismo se ha convertido en un aliado para dar instrucciones, formación y acompañamiento técnico en todos los procesos productivos que involucran exploración y explotación de minerales metálicos y no metálicos.

“No queremos impedir el desarrollo de Venezuela, queremos pensar en las generaciones futuras. Nosotros vamos a llevar al Arco del Orinoco a un grupo de ecosocialistas y a los compañeros que escriben teorías sobre temas ambientales de Venezuela para que conozcan la realidad del AMO; no podemos permitir campañas extranjeras, no podemos permitir guerras mediáticas en contra del proyecto minero bolivariano que se basan en imágenes de otros países”, destacó.

El ministro aseguró que, en esta inspección, no habrá ‘turismo contemplativo’: los equipos técnicos y los ambientalistas trabajarán junto al Motor Minero y al Ministerio para Ecosocialismo en labores de reforestación y remediación de las zonas afectadas, además, comentó que los visitantes tendrán contacto directo con los trabajadores y las trabajadoras de la pequeña minería, quienes son los voceros indicados para difundir los logros reales en materia minera.

“Actualmente, estamos en un plan de reforestación que pretende propagar las especies autóctonas en el Arco Minero. No es sembrar por sembrar, no estamos haciendo ornato, es reforestación. No podemos introducir en este ecosistema especies distintas. Estamos trabajando, con la Misión Piar y el Ministerio para Desarrollo Minero Ecológico, para cumplir con la meta de incluir a los habitantes del AMO en la reforestación de su entorno, que sea la misma comunidad empoderada que establezca sus viveros y reforeste”, manifestó.

 

Para Rangel, las autoridades gubernamentales y la población venezolana deben trabajar juntos para convertir la minería en una actividad responsable con la biodiversidad, donde los recursos estratégicos son de uso soberano para el bienestar común.

“La minería es una actividad cultural, de la vida cotidiana en el estado Bolívar. Uno piensa en el estado Bolívar, y piensa en cultura minera. La mirada de la Revolución es de largo alcance, es estratégica, antes los garimpeiros se llevaban nuestros recursos y desplazaban a los pueblos indígenas de sus territorios, nosotros, en cambio, los incluimos y escuchamos cada planteamiento para controlar la minería, para generar ingresos sin devastación ni contaminación”, subrayó.

En el territorio

El ministro del Poder Popular para Ecosocialismo, Heryck Rangel, informó que, próximamente, entrará en funcionamiento la primera Unidad Territorial Ecosocialista (UTEC) en el corazón del Arco del Orinoco, con el objetivo de dar apoyo exclusivo al Motor Minero y a la clase trabajadora de la minería a pequeña escala.

“Vamos a crear una UTEC solo en el Arco Minero del Orinoco. ¡Será la primera! Desde esta unidad territorial, vamos a colaborar en todas las labores de inspección, fiscalización y permisología necesarias. Tenemos que unirnos para coordinar las políticas públicas. Quiero que los mineros y mineras cuenten con nosotros, con el gobierno del presidente Maduro; ustedes que día a día enfrentan tanta realidad, los vamos a proteger”, resaltó.

En tal sentido, indicó que los ministerios para Desarrollo Minero Ecológico y Ecosocialismo instalarán también una mesa estratégica, con el fin de trabajar coordinadamente en temas como la organización del territorio, el patrimonio forestal, diversidad biológica y la formación de las comunidades en áreas como reciclaje, reforestación.

Panorámica ambiental

Al hablar sobre los límites de afectación del Arco Minero, Rangel precisó que, “en el mundo, difícilmente, hay una actividad minera que tenga más estudios de impacto ambiental que el Arco Minero del Orinoco. Hay movimientos ambientalistas que han satanizado el AMO, algunos quizá por desconocimiento. ¿Cuál es nuestro compromiso? Que nosotros logremos producir oro, diamantes, producir riqueza; y, al mismo tiempo, que preservemos la vida y el futuro de las siguientes generaciones. Tendremos oro y agua porque hay un Gobierno responsable que piensa en el presente y mira hacia al futuro”, añadió.

 

El ministro aclaró que el Arco Minero del Orinoco no es el responsable de las recientes inundaciones que han afectado gravemente a varias regiones de Venezuela, puesto que son fenómenos meteorológicos producidos por el fuerte período de lluvias registrado en Colombia.

“Estas inundaciones que padecemos son consecuencia de la deforestación de los Llanos colombianos. Ya en Colombia no quedan bosques alisios, ese ecosistema ya no existe; ahí hay alta tasa de deforestación hay erosión, y el agua tiene mayor escorrentía (flujo). Tenemos un sistema de cuencas transfronterizas entre Colombia y Venezuela, los ríos Arauca y Meta llegan a Venezuela, al Orinoco, por eso hemos visto tanta afectación desde Apure hasta Tucupita”, declaró.

Asimismo, comentó que el Gobierno de Venezuela no solo trabaja en el tema de las inundaciones, sino que, también, se está preparando para atender el tema de la sequía, un fenómeno silencioso que trae consecuencias más nocivas y devastadoras, puesto que “afecta seriamente la ganadería, la agricultura, y va destruyendo grandes espacios y diversas especies forestales. Este es un tema en cuyo abordaje participa el Motor Minero, como parte de nuestro compromiso ambiental”.

Fotos: Jonnathan Gudiño

Impactos: 101