Ministras Henríquez y Mirabal continúan trabajando en pro del bienestar de los pueblos indígenas

Prensa Minería.- La Ministra del Poder Popular para Desarrollo Minero Ecológico, Dra. Magaly Henríquez junto a la ministra del Poder Popular para los Pueblos Indígenas, Yamilet Mirabal, sostuvieron una reunión para establecer estrategias de trabajo, que continúen garantizando los derechos humanos de la población originaria que viven en zonas mineras.
Este encuentro entre ambos entes ministeriales, busca el fortalecimiento en las diferentes políticas sociales dirigidas a las comunidades indígenas, en el ámbito de la practica minera responsable con el ambiente.
La Revolución Bolivariana, siempre ha dado apoyo al pueblo indígena y en este caso los que trabajan la minería, que es una práctica ancestral, para que puedan ser partícipe del nuevo modelo económico nacional,tomando en cuenta, sus usos y costumbres, como derecho propio de las comunidades indígenas, así como la conservación de las áreas protegidas y la salud de la naturaleza.

Venezuela celebró el Día Nacional del Minero y de la Minera

Prensa Minería/Hector Carrasquel.- Las autoridades del Ministerio del Poder Popular para Desarrollo Minero Ecológico (Mppdme) celebraron junto con los trabajadores de la institución, el Día del Minero y de la Minera, hombres y mujeres que luchan incansablemente para construir una nueva economía.

El compartir que se realizó en la terraza de la sede ministerial, contó con la presencia de los viceministros para Exploración e Inversión Ecominera, Franklin Ramírez; y de Seguimiento y Control de Desarrollo Ecominero, Jorge Medina, además, estuvieron presentes el director general de Despacho de Desarrollo Minero Ecológico, Daniel Moreno y Érika de Cano, esposa del titular de la cartera de minas, Víctor Cano.

Durante su intervención, el viceministro Franklin Ramírez resaltó el gran trabajo que realizan los mineros y las mineras, así como de los entes adscritos, ya que todos unidos ponen su granito de arena para la construcción de una patria grande que busca ir superando el histórico rentismo petrolero.

“Desde el Motor Minero construimos día a día el desarrollo minero responsable en nuestro país, es por ello que el día de hoy quisimos traer un regalo navideño para conmemorar nuestro día”, enfatizó Ramírez.

La actividad se llenó de luz, alegría y música con la presencia de las voces de la Coral Infantil Integrada de Ciudad Guayana, quienes como ya es grata costumbre, pusieron a bailar y cantar a todos los asistentes, con un popurrí de canciones que resaltaban el amor y la solidaridad hasta los tradicionales parrandones navideños.

El director de la coral de Guayana, César Salinas, expresó que la orquesta promueve la inclusión de los niños y las niñas para transmitir a través de la música, un mensaje lleno de paz, amor y de armonía.

“La coral está conformada por niños especiales, con autismo, síndrome de down, retardo psicomotor, dificultades visuales, auditivas e incluso con enfermedades terminales, así como de graves niveles de pobreza, de condición de calle”, dijo.

En Venezuela todos los 4 de diciembre se conmemora el Día del Minero y de la Minera en homenaje a su patrona Santa Bárbara. Desde la llegada de la Revolución Bolivariana, al pueblo minero se le ha ratificado todos sus derechos sociales, económicos y políticos, siempre en el marco de una minería responsable con el ambiente y la gente para generar bienestar al país.

Fotos: Irwing Martínez

Motor Minero acompañó a Maduro para su proclamación como Presidente reelecto para el período 2019-2025

Prensa Minería / Héctor Carrasquel.- Trabajadores y trabajadoras del Ministerio del Poder Popular para Desarrollo Minero Ecológico (Mppdme), demostraron nuevamente su respaldo a  Nicolás Maduro Moros, acompañándolo a su proclamación como Presidente reelecto de Venezuela para el período 2019-2025.

El Motor Minero se concentró en los alrededores de la sede del Consejo Nacional Electoral (CNE), en el centro de Caracas, para decirle al presidente Maduro y al mundo entero que el pueblo minero se siente beneficiado y protegido por las medidas que viene implementando para contrarrestrar la guerra económica impuesta por sectores que adversan a la Revolución Bolivariana.

El viceministro para Exploración e Inversión Ecominera, Franklin Ramírez, presente en la concentración, señaló que es muy importante el respaldo que el poder popular le dio al candidato de la patria.

“La reelección del presidente Maduro representa una oportunidad para seguir afianzando el proceso revolucionario, en medio de esta abatida y guerra económica que estamos padeciendo, es aún mayor la responsabilidad que le dio el pueblo al Presidente, para que logre impulsar, organizar y reordenar las funciones del Estado venezolano, para dar solución a esta crisis económica que estamos padeciendo”, expresó.

Motor Minero pilar de la nueva construcción económica

El viceministro Ramírez hizo énfasis en el trabajo que viene desarrollando el Motor Minero, para la construcción y diversificación de una nueva economía, tal como lo viene señalando el presidente Maduro.

“El Motor Minero tiene una gran importancia, pues viene dando respuesta paulatinamente, y sin duda alguna, el sector minero se constituye como una gran oportunidad para la diversificación económica y la reactivación del aparato productivo en el país”, subrayó.

Ramírez hizo un llamado al pueblo y a todos los trabajadores mineros para seguir adelante en la lucha y mantenerse unidos en este proceso de construcción de una economía saludable para el beneficio de todos.

“No cabe duda que vienen tiempos complejos que van a demandar muchísimos sacrificios, pero estoy convencido que la gran mayoría de los venezolanos y venezolanas confía en la dirección del presidente Nicolás Maduro, para continuar llevando adelante políticas públicas acertadas, con esa mirada siempre sensible hacia lo humano, resguardando permanentemente las garantías sociales y los derechos humanos”, indicó.

Por su parte, los trabajadores mineros manifestaron su apoyo al Jefe de Estado en la elaboración y construcción de un nuevo sistema económico, establecido en el Plan de la Patria 2019-2025, el cual va a contribuir a superar definitivamente la dependencia del rentismo petrolero, que por varios años ha predominado en el país.

Foto: Julio García

Ideas de Fabricio Ojeda viven en la lucha del pueblo minero

Prensa Minería/Héctor Carrasquel.- Trabajadoras y trabajadores del Ministerio del Poder Popular para Desarrollo Minero Ecológico (Mppdme) y sus entes adscritos marcharon desde la plaza Morelos hasta la plaza O’Leary, en Caracas, para conmemorar junto al pueblo venezolano los 60 años de la rebelión del 23 de enero.

En la concentración, estuvo presente el viceministro de Seguimiento y Control de Desarrollo Ecominero, Nelson Hernández, quien manifestó que el 23 de enero de 1958 marcó un hito en la historia política nacional del país, pues el pueblo generó una rebelión cívico-militar que llevó al derrocamiento del gobierno dictatorial de Marco Pérez Jiménez.

“Esa fue una fecha en que fueron tergiversadas las intenciones que tenía el movimiento popular. Se generó un pacto a espaldas del pueblo y el pueblo fue traicionado”.

Expresó que hoy día se tiene una democracia profunda, donde la participación del pueblo es sumamente importante, porque tiene una tarea protagónica, constructiva y creadora del futuro.

Por su parte, el director general de Despacho para Desarrollo Minero Ecológico, Daniel Moreno, también presente en la concentración, expresó que el pueblo sale hoy a las calles a defender los logros obtenidos gracias a la revolución que lideró el Comandante Chávez y que hoy continúa el presidente Nicolás Maduro.

“Hoy, sale el pueblo a las calles a defender los logros de la Revolución Bolivariana de estos casi 20 años del proyecto revolucionario, y hacer este proyecto viable, sostenible e irreversible para el bienestar de todo el pueblo venezolano”.

Homenaje a Fabricio Ojeda

En esta jornada, el pueblo minero reconoció la importante lucha del líder de la izquierda venezolana Fabricio Ojeda a favor de la recuperación y nacionalización de nuestras riquezas.

“Venezuela necesita un cambio a fondo para recobrar su perfil de nación soberana, recuperar los medios de riqueza, hoy en manos del capital extranjero, y convertirlos en instrumento de progreso colectivo”, era una de las consignas de Ojeda.

El 23 de enero de 1958 se puso fin a 22 días de protestas en contra del gobierno de Pérez Jiménez, lo que marcó el inicio de la pseudodemocracia de regímenes socialdemócratas y socialcristianos, pero que, en el transcurso de sus mandatos, ignoraron las necesidades del pueblo venezolano.

Foto: Julio García

Espacio y tiempo en Revolución

La Revolución Bolivariana. Aproximación a sus ciclos históricos

por Jorge Arreaza M.

 

Los orígenes de nuestra Revolución son tan remotos, como lo es la invasión europea del siglo XV en nuestra Abya Yala y las resistencias indígena y afro que la confrontaron y padecieron. Nos definen los proyectos de liberación de Miranda y Bolívar, la lucha encarnizada de Ezequiel Zamora por la justicia social. Sin embargo, para comprender estos últimos años de Revolución Bolivariana, antes y después de alcanzar el poder político en Venezuela, varias han sido las aproximaciones a una periodización que permita contextualizar, explicar, entender y proyectar este proceso histórico. El Comandante Hugo Chávez ubicó la rebelión popular de febrero y marzo de 1989, como el punto de partida de esta etapa histórica de la Revolución. Tras la victoria popular del 15 de febrero de 2009, el Comandante fue enfático al afirmar que comenzaba ese día, con el horizonte despejado, el 3er Ciclo de la Revolución Bolivariana.

De 10 en 10 años, Chávez partía de 1989 y se proyectaba hasta el 2019. Tres Ciclos.

  • 1989 – 1999. Rebeliones populares y militares que le dieron la estocada final al Puntofijismo, a la falsa Democracia Representativa en la peor de sus expresiones: su etapa neoliberal. Años de lucha, resistencia construcción del Proyecto Nacional Simón Bolívar, siembra de conciencias y esperanza, que derivaron en el acceso del Pueblo al poder político, en la derrota de la burguesía oligárquica entreguista que, con escasos paréntesis, gobernó Venezuela a placer desde 1830.
  • 1999 – 2009. El Pueblo en el Poder, el desarrollo concreto de una revolución (y varias revoluciones que la componen) al unísono, desde las bases populares y desde el Estado. Freno en seco a la privatización de la vida a partir de acelerados procesos de democratización de la sociedad y los derechos sociales fundamentales. Tiempos de férrea resistencia oligárquica en su insistencia restauradora, tiempos de victorias populares, una tras otra. Una Revolución Anti imperialista, que comenzaba a abrazar y a moldear su propio proyecto Socialista, profundamente democrático, soberano e igualitario
  • 2009 – 2019. Década en la que el Comandante apuntaba a acciones determinantes, definitorias. El reto es terminar de diseñar y poner a andar nuestro proyecto socialista, blindar nuestra independencia, entregarle el poder al pueblo organizado, consolidar un polo de poder anti hegemónico en Nuestra América. Años para alcanzar el punto de no retorno, la irreversibilidad de la Revolución.

 

Nuestro Comandante ponía su vista y su espíritu en el 2030, año bicentenario de la traición a nuestro Libertador Simón Bolívar, del truncamiento de su proyecto de liberación, unión e igualdad. Para 2030 la Hegemonía socialista, en todas las dimensiones de nuestra sociedad, debía (debe) estar consolidada. En 2030 podremos ofrecerle como homenaje al Libertador su proyecto integral ya consolidado, con su sistema de gobierno que le brindará a su Pueblo la mayor suma de felicidad posible.

Por su parte, Presidente Nicolás Maduro ha sistematizado propuestas de periodización, tanto de la Revolución Bolivariana desde sus orígenes, como de los años que hemos permanecido en el poder político nacional. El 02 de febrero de 2014, al cumplirse 15 años de Gobierno, y a menos de un año de la partida física del líder fundamental de la Revolución, el Presidente Maduro disertó sobre este proceso en los siguientes periodos:

  • 27F 1989 al 4F 1992. De la Rebelión Popular, a la Rebelión Militar de 1992. Ambos eventos anti neoliberales se entrecruzan y sintetizan en la figura, la voz y la acción de Hugo Chávez. Comienza la conformación de una Revolución Cívico Militar. Las mayorías, huérfanas y adormecidas hasta entonces, se incorporan con fervor en un proyecto nacional, del que se sienten protagonistas.
  • Del 4F 1992 al 06D 1998. La resistencia popular, al neoliberalismo, el colapso del Punto Fijismo y el surgimiento de la Alternativa Bolivariana por la vía electoral, bajo el fuerte liderazgo de Hugo Chávez y la propuesta constituyente de refundación integral de la República, construcción de la verdadera Democracia y rechazo al capitalismo neoliberal.
  • 06D 1998 al 30 de Julio 2000. La Revolución Constituyente, la insurgencia de la Nueva República, el renacimiento de la esperanza nacional. Una Revolución en Paz. Nace la V República. Se retoma por fin el proyecto del Libertador. Las mayorías se hacen gobierno, se dan una Constitución justa y liberadora, que abrirá las puertas a ese “destino mejor” al que se refirió Hugo Chávez durante la Rebelión Militar de 1992.
  • Julio 2000 al 13 de Abril del 2002. La reacción oligárquica. La Revolución toca directamente los intereses más significativos de la burguesía nacional. La respuesta reaccionaria se expresa en la economía, la política, los medios de comunicación y los vestigios anquilosados de las antiguas Fuerzas Armadas. Arranca el Golpe de Estado Continuado (aún en proceso hoy). El Pueblo y la Fuerza Armada superan las más duras pruebas. La burguesía se concentra en la preservación sus privilegios a través del control de la renta petrolera.
  • 2002 – 15 de Agosto de 2004. Recuperada la riqueza nacional de la renta del petróleo, la Revolución comienza darle respuestas fundamentales y estructurales al pueblo a través de las Misiones Sociales. Hugo Chávez declara el carácter Antiimperialista de la Revolución Bolivariana e impulsa un giro nuestro-americanista en la región, ante las pretensiones imperiales neoanexionistas. La burguesía termina reconociendo formalmente la nueva Constitución (a conveniencia) para invocar el Referendo Revocatorio. El Pueblo y su Comandante aceptan el reto que se expresará en la más importante victoria popular electoral, cuya onda expansiva facilitará la consolidación de la Revolución en los años por venir.
  • 15 de Agosto 2004 al 05 de Marzo 2013. La Revolución, ya Antiimperialista, se asume Socialista. A partir del Proyecto Nacional Simón Bolívar, nace el Socialismo Bolivariano del Siglo XXI. El Pueblo se organiza en Consejos Comunales, Comunas y otras expresiones del movimiento popular. El Comandante comienza a entregarle el poder directamente a ese pueblo organizado. Las Misiones Sociales se expanden, surgen las Grandes Misiones. El ALBA, la UNASUR y la CELAC surgen con un fuerte influjo Bolivariano, contra hegemónico, como aportes al necesario mundo multipolar. Chávez se hace líder mundial, reconocido como redentor de los desposeídos y enemigo de los poderes capitalistas e imperialistas. La contrarrevolución (externa-interna) persiste en la conspiración permanente, pero se estrella sistemáticamente contra la moral y el Poder Popular. Inesperadamente el Comandante Chávez enferma, enfrenta las dificultades, es reelecto, se dispone a llevar la Revolución a una nueva etapa, radical, definitiva, pero fallece en plena batalla en Marzo 2013.
  • 05 de Marzo 2013, en adelante. La Revolución continúa a pesar de la ausencia de su Líder fundamental. Chávez no sólo nos deja el Proyecto fundamental cuyo desarrollo nos guía rumbo al socialismo (El Plan de la Patria), sino que deposita en Nicolás Maduro la fuerza y respaldo popular del Chavismo. Los enemigos de la Revolución consideran que las condiciones son inmejorables para erradicarla por completo. Ensayan con una terrible Guerra Económica, con violencia política de calle, con campañas nacionales y mundiales de desprestigio del liderazgo y la gestión revolucionaria. El Presidente Maduro cohesiona las fuerzas populares, expande la inversión social a pesar de los ataques a la economía y la guerra contra los precios del petróleo. En una acción imperialista sin precedentes, Washington declara a Venezuela como amenaza a su seguridad nacional. La derecha se hace de la mayoría en la Asamblea Nacional, a partir de estrategias electorales de guerra. El sistema constitucional institucional se activa para repeler el intento de restauración oligárquico, a través del control de un poder público por parte de la burguesía. El pueblo se organiza en los CLAP, comenzamos a territorializar las Misiones y Grandes Misiones, se crea el Congreso de la Patria para consolidar la unidad y aportar al Gobierno Popular.

 

El pasado 02 de febrero, al cumplirse los 18 años de Gobierno Bolivariano, el Presidente Maduro reconceptualiza las etapas de la Revolución en el poder político, destacando el carácter fundamental en cada una de las fases que identifica:

  • 1ra. 1999-2001. Convocatoria y Activación del Poder Popular Constituyente. Se trata del Proceso Fundacional Constituyente, aún en marcha. Dinámica constituyente que no empieza y termina con la nueva Constitución y las leyes que la desarrollan. A partir del poder originario del Pueblo, nos damos una Carta Magna que abre los caminos para recuperar nuestra independencia, nuestra dignidad y sienta las bases para refundar la República y construir el Estado Social, pre y pro socialista.
  • 2da. 2001-2003. Arranque de la Arremetida Imperial Oligárquica. La burguesía reacciona y comienza el Golpe Oligárquico. Se aprueban Leyes para que el Pueblo recupere su derecho a la tierra, a la vida, a la paz y la dignidad. Golpes de Estado, sabotaje petrolero. El pueblo le arrebata la renta petrolera en origen a la burguesía (PDVSA).
  • 3ra. 2003-2004. Etapa de Profundización, Avance y Ofensiva de la Revolución Social. Nacen las Misiones Sociales. Alfabetización, Salud, Inclusión Educativa, Alimentación. Todo un sistema de protección social y garantía de nuestros derechos sociales. La riqueza nacional a partir de la renta petrolera es invertida por primera vez en la historia en respuestas concretas para las grandes necesidades del Pueblo. A partir de esta Ofensiva Social, comienza a preconfigurarse el Modelo Social de la Revolución, el Estado Social de las Misiones.
  • 4ta. 2004 -2005. Carácter Antiimperialista de la Revolución Bolivariana. El 29 de febrero de 2004 el Comandante Chávez declara nuestra Revolución como Antiimperialista. Se confirma la participación abierta de los gobiernos de EEUU en cada etapa de la conspiración oligárquica. La oposición al ALCA y a la política de generación de Guerras por Recursos Naturales en el mundo, define la esencia contra-imperialista de una Revolución verdaderamente Bolivariana. La profundización de nuestra Independencia y el ejercicio de un Nuevo y Justo Antiimperialismo, serán expresión y acción constante de nuestro proceso.
  • 5ta. 2005 en adelante. El gran desafío: El Socialismo Bolivariano del Siglo XXI. Entre diciembre de 2004 y enero de 2005, después de la gran victoria popular de agosto, Hugo Chávez concluye que la superación del capitalismo no admitía terceras vías y que se hacía indispensable arropar y desarrollar una alternativa Socialista, democrática y antiimperialista. El Comandante recrea, refresca y actualiza en varias dimensiones el Socialismo para un nuevo siglo y su contexto:
    • El Socialismo en lo ético, espiritual. Los valores humanistas, las relaciones humanas solidarias y cooperativas de la sociedad en la que han de surgir la mujer nueva y el hombre nuevo.
    • El Socialismo en lo Político. La Democracia Participativa, Protagónica, Directa. El fin del gobierno de las élites. “El Pueblo que Puede”, con el Poder que le pertenece.
    • El Socialismo en lo Social. La lucha contra la exclusión y la pobreza. Las Misiones y Grandes Misiones como instrumentos del Pueblo superar la pobreza y satisfacer sus necesidades materiales, intelectuales y espirituales.
    • Socialismo en lo Económico. La superación del rentismo petrolero y la generación de un modelo productivo, endógeno y soberano. Las nuevas relaciones de producción, las diferentes clases de propiedad social. La lógica del capital y su acumulación, debe ser sustituida por la del proceso social del trabajo, la producción y la satisfacción de las necesidades del Pueblo. Las fuerzas creativas y productivas deben desatarse para cambiar estructuralmente el modelo.
    • Socialismo en lo Territorial. Para el Presidente Maduro, esta dimensión es el más importante aporte del Comandante Chávez al nuevo socialismo. La tomó de la noción de Toparquía desarrollada por el Maestro Simón Rodríguez. Es en el territorio, donde se sintetizan todas las expresiones del socialismo. En la Comuna, en los urbanismos, en el Barrio, allí debe desarrollar el Pueblo organizado, el Poder Popular, el socialismo en todas sus dimensiones. Hoy, inspirados las “pedagogía para la organización” de Hugo Chávez, desde los Consejos Comunales, hasta los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP), son espacios geohumanos para la construcción integral del Socialismo en lo concreto.

 

Esta 5ta etapa sigue su curso, está abierta. Los últimos años hemos enfrentado la más poderosa arremetida oligárquica imperialista. El Plan de la Patria es su instrumento fundamental. Nos recuerda el Presidente Maduro, que se trata del Legado Político, Teórico y Programático del Comandante Chávez. De este Plan Matriz se derivan la Agenda Económica Bolivariana con sus Motores, la Agenda de la Felicidad Social, con las Misiones, y los esfuerzos concretos de territorialización verdadera del socialismo. Son instrumentos fundamentales del Pueblo, para seguir avanzando en la transición definitiva. Instrumentos que deben cambiar la forma de gobernar, deben sembrar las políticas y la acción de gobierno “en las catacumbas”, en lo más profundo de nuestras comunidades.

Este 27 de febrero se cumplen apenas 28 años del arranque popular de nuestra Revolución. Cada paso dado, cada terreno ganado, cada victoria, cada logro, han ocurrido en medio de turbulencias, tormentas y huracanes. La fuerza inercial oligárquica restauradora no ha dado tregua. Conflictos dialécticos con impactos y secuelas en tiempo real. Pero, como dice Trotsky, el látigo de la contrarrevolución es necesario para avanzar. La contrarrevolución venezolana persiste en la restauración del proyecto neoliberal. No logran asimilar que es imposible desplazar del poder político al Pueblo que se hizo Gobierno en 1999. Desde sus reductos de poder económico-financiero y mediático, tropezarán una y otra vez contra la historia misma.

El 02 de febrero pasado, el Presidente Maduro nos llamó a no retroceder nunca. Jamás ceder ante la adversidad. A contener, enfrentar y superar las agresiones, amenazas y dificultades, por el único camino posible: hacer la verdadera Revolución Socialista. Única vía para garantizar nuestra independencia total, garantizar nuestros derechos sociales y asegurar la existencia misma de la República y de la Patria. Por más resistencias que opongan, por más recursos que inviertan, la Revolución Bolivariana está en marcha indetenible. Nuestro desafío principal es seguir desarrollándola por vías pacíficas. Pero en cualquier circunstancia y por cualquier vía, nuestro destino está escrito, es inexorable: en Revolución permanente, el Socialismo Bolivariano y Chavista del Siglo XXI.

Read More