Comunidades indígenas de Bolívar participan activamente en la concreción del proyecto Oro Azul

Los Pijiguaos 14 de junio de 2017 (Prensa MPPDME). Las comunidades indígenas del municipio General Manuel Cedeño, estado Bolívar, participan activamente en la concreción del proyecto minero Oro Azul, que contempla el aprovechamiento del Coltán para el desarrollo económico y socioproductivo de esa zona del país.

SONY DSC

Durante un encuentro realizado en el sector El Palomo, en la parroquia Los Pijiguaos, representantes de los ministerios de Pueblos Indígenas y Desarrollo Minero y Ecológico, así como de la Empresa (mixta) Ecosocialista Oro Azul, dieron a conocer a los miembros de los pueblos Mapoyo, Jibi, Bari, Pemón, Baniva, Bare, Piapoco, entre otros, los avances de este proyecto de desarrollo que beneficiará a las comunidades.

El viceministro de Seguimiento y Control de Desarrollo Minero, Nelson Hernández, expresó la importancia de este diálogo intercultural, donde una empresa mixta con capacidad mayoritaria del Estado viene a cumplir un importante papel que impactará en el desarrollo de los pueblos indígenas.

Recordó que el 60% del ingreso de la Zona de Desarrollo Estratégico Nacional Arco Minero del Orinoco, será destinado a la inversión social y así garantizar el desarrollo y crecimiento del país.

Por su parte, la viceministra para el Vivir Bien de los Pueblos Indígenas, Yamileth Mirabal, indicó que con este encuentro se está dando en cumplimiento de la Ley orgánica de pueblos y comunidades indígenas, en lo que concierne a la consulta a las etnias de los proyectos que impacten en sus comunidades.

Todas las comunidades indígenas de la zona participarán en las distintas fases del proyecto, para así crear las nuevas reglas que regirán la explotación de nuestros principales minerales para el beneficio de la nación, así lo expresó Jesús Lugo, presidente de Oro Azul, empresa creada recientemente y adscrita a la Corporación Venezolana de Minería (CVM).

En cuanto al aspecto ambiental, Lugo dijo que ante cualquier afectación al ambiente como consecuencia de la actividad minera, el Estado está obligado a efectuar las acciones necesarias para revertir el daño, con participación de expertos en la materia.

Los voceros de los ocho pueblos indígenas que hacen vida en el municipio General Manuel Cedeño, donde habrían yacimientos de coltán y se tiene previsto instalar Oro Azul, se comprometieron a evaluar lo más pronto posible el proyecto, para así hacer llegar oportunamente sus observaciones a las autoridades gubernamentales.

Jairo Bastidas, miembro de la comunidad Pemón, expresó la necesidad de que se concrete en la brevedad posible este proyecto, enmarcado en el Arco Minero del Orinoco, eje fundamental del Motor Minero de la Agenda Económica Bolivariana, iniciativa del Gobierno nacional orientada a diversificar la economía nacional y lograr fuentes de ingresos alternativa al petróleo.

De esta manera, el Ministerio del Poder Popular de Desarrollo Minero Ecológico continúa afianzando su acercamiento con las comunidades originarias de las zonas destinadas al desarrollo de la actividad minera, para en conjunto crear las reglas que regirán la explotación de los principales minerales para el beneficio del país.

Oro Azul es una empresa mixta, con mayoría accionaria del Estado Venezolano, explorará y explotará las minas y yacimientos de niobio-tantalio (coltán), casiteria, ilmenita, estaño, circón, diamantes y oro, incluyendo su aprovechamiento, en la jurisdicción de este municipio del estado Bolívar.

Gobierno organiza sector minero para garantizar una minería ecológica

El Gobierno Nacional organiza el sector minero del país con miras a garantizar el desarrollo pleno de una minería sustentable y ecológica, tal como lo establece el Plan de la Patria, legado del presidente Hugo Chávez Frías.

El ministro del Poder Popular de Desarrollo Minero Ecológico, Jorge Arreaza, expresó durante una entrevista en Unión Radio¸ que “únicamente organizando al pueblo minero podremos nosotros lograr que transiten de una tecnología contaminante a una no contaminante”, al tiempo que agregó que es a través de la propiedad estatal soberana de las empresas mineras que se logrará que cualquier tipo de impacto ambiental sea remediado en el menor tiempo posible.

Reiteró que en los casos en que las empresas mixtas intervengan en zonas donde hay actividad minera sin control, la primera tarea de las mismas sería restaurar esas áreas con el fin de revertir el impacto ambiental causado, para luego comenzar a operar en otras.

En tal sentido, detalló que en aras del respeto a las cuencas hidrográficas de la zona sur del país y de los pueblos originarios, el Gobierno Nacional modificó el bloque 2 del mapa del Arco Minero del Orinoco.

Recientemente el Ejecutivo Nacional decretó la creación del Parque Nacional Indígena y Popular Caura, considerado espacio natural más grande mundo, con una extensión de 7 millones 533 mil hectáreas que comprende los municipios Sucre, Cedeño y Manapiare, ubicados entre los estados Bolívar y Amazonas.

Arreaza hizo un llamado a todos los venezolanos, especialmente a los movimientos ecologistas, a que se involucren en el desarrollo de las políticas públicas referidas a la minería. “Que se vengan, que nos ayuden para utilizar las mejores técnicas, o para planificar de la mejor manera el desarrollo minero. Nosotros veremos resultados de esta inversión estratégica planificada, en la conservación de nuestro medio ambiente”.

“En un mundo como el que vivimos y sujetos a procesos económicos como los que tenemos a veces hay ciertos procesos que parecen contradictorios, pero en éste nosotros tenemos el pleno convencimiento como militantes, como pueblo y como ecologistas sinceros que somos que la mejor y tal vez la única solución para muchos procesos que parecieran en algunos casos irreversibles que se están dando en la región”, puntualizó Arreaza.

El nuevo modelo de producción de la minería contempla cuatro planes estratégicos: Productivo, Conservación Ambiental, Desarrollo Social y Organización Comunal, así como Seguridad.

Respecto a la declaratoria del diamante, el cobre y la plata como minerales estratégicos en el impulso de la minería nacional, el ministro subrayó que estos minerales son claves en las cadenas industriales y, además, la plata, el diamante y el cobre son generadores de divisas y son sujetos de reservas internacionales.

Recordó que el pasado año el Gobierno Nacional decretó el oro y el coltán como minerales estratégicos, y, en ese sentido, se reservó al Estado venezolano las actividades de exploración y explotación para el desarrollo económico del país.