Prensa Minería/Juan Ruiz Correa.- El Programa de Investigación Científica para el Desarrollo Responsable del Arco Minero del Orinoco, impulsado por la empresa pública Tecmín y el Ministerio de Ciencia, recibió el espaldarazo de académicos de seis universidades y tres centros de investigación del estado Bolívar.

El programa, que prevé generar conocimiento sobre capacidades y vulnerabilidades para ejercer una minería responsable con la vida, avanzará con el apoyo de científicos de las universidades Nacional Experimental de Guayana (UNEG), Politécnica Antonio José de Sucre (Unexpo), Politécnica de la Fuerza Armada (Unefa), Bolivariana de Venezuela (UBV), Bolivariana de los Trabajadores Jesús Rivero, Politécnica Territorial del Estado Bolívar (Upteb); el Centro de Investigaciones de Sidor, el Instituto Nacional Capacitación y Educación Socialista (Inces) y el Instituto Nacional de Estadísticas (INE).

El geógrafo José Muñoz, presidente de Técnica Minera (Tecmín), valoró la camaradería intelectual de parte de los investigadores locales que se sumaron al programa, ya que “sus investigaciones orientarán políticas públicas responsables para el aprovechamiento primario y el procesamiento de minerales, al sur del Orinoco”.

Muñoz puntualizó que la toma de decisiones en el sector minero exige, de parte del Estado venezolano, el conocimiento de múltiples y complejas variables de índole socioambiental y tecnocientífica, que permitan la construcción de la viabilidad sociopolítica de los proyectos mineros que se impulsen en el Arco del Orinoco, de tal forma que esa acción productiva vaya asociada a otras actividades económicas, sociales y territoriales de arraigo en la región.

En este tenor, Luis Cárdenas, presidente de la Unidad Territorial de Ciencia y Tecnología en Bolívar, manifestó sentirse optimista en cuanto a la cantidad y calidad de la participación de los sectores académicos vinculados con las universidades y centros de investigación de la región, dispuestos a sumarse al convenio. “Con estos insumos, avanzaremos en la conformación de los equipos de coordinación por áreas temáticas, las cuales se centrarían en aspectos como producción, servicios, investigación y remediación ambiental”, expresó.

Los académicos, por su parte, propusieron evaluar la posibilidad de crear un fondo especial para el financiamiento de los proyectos de investigación, cuyos recursos deberían provenir de la actividad minera que, hoy, se lleva a cabo en el sur del Orinoco.