Prensa Minería.- “Fortalecer los derechos de la niñez” es uno de los objetivos profundos asumidos por el Estado venezolano con el proyecto Arco Minero del Orinoco.

Este esfuerzo se materializa en la alianza entre el Gobierno nacional y el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) para estructurar algunas estrategias concretas con el fin de fortalecer la política de protección de los derechos humanos a niños, niñas y adolescentes que hacen vida en el Arco Minero del Orinoco (AMO).

El proyecto Arco Minero del Orinoco está conformado por cinco grandes dimensiones, a saber: ambiente, tecnología, proceso social, seguridad ciudadana y derechos humanos, así como economía y soberanía.

Este proyecto integral busca el desarrollo de la cadena productiva del sector minero y sus actividades conexas y asociadas, pero también acompañar la lucha popular para dignificar las condiciones de vida de los pobladores de las zonas mineras del AMO.

Modelo de DD. HH. alternativo e incluyente

Además de las acciones con la Unicef para profundizar el tema de los derechos humanos de los infantes, el grupo de trabajo del Ministerio para Desarrollo Minero Ecológico también ha sostenido encuentros con delegados del Fondo de Población de las Naciones Unidas, para pasar revista a los logros y desafíos en materia de atención a los jóvenes que residen en el Arco Minero.

Uno de los retos es que estos jóvenes puedan involucrarse, con mayor fuerza y participación, en los procesos de planificación, ejecución y sistematización del proyecto de transformación de la realidad minera en el norte del estado Bolívar.