Producción carbonífera en Fila Maestra se realizará bajo estrictos controles ambientales

Prensa Minería/Martha Díaz.- Hace unos días, el presidente de la República, Nicolás Maduro, reactivó las operaciones en la mina de carbón mineral Fila Maestra, ubicada en la serranía del estado Anzoátegui, bajo un esquema de responsabilidad ambiental y retorno social.

Esta mina estaba paralizada desde el año 2014, luego de que el Gobierno nacional rescindiera el contrato de operaciones a la empresa Carbones Bruzual por comisión de delitos ambientales y por afectación de los derechos humanos de las comunidades.

Esta información la amplió Yonatthan Torres, presidente de la Empresa Minera Nacional, encargada de la activación de la mina: “En los terrenos de Fila Maestra se desarrolló una minería destructiva por una empresa que cometió graves ilícitos ambientales, con una explotación irracional, sin tener en cuenta la Pachamama. Por esa razón, se realizó el cierre de la mina, hace cinco años. En esta oportunidad, estamos tomando y ejecutando todas las medidas necesarias para que eso no vuelva a ocurrir jamás”.

Durante su participación en el programa radial En la bulla, Torres informó que, con el reinicio de la producción de carbón en Fila Maestra y el apoyo de la comunidad organizada, se van a cambiar los parámetros de la minería realizada anteriormente, además, se atenderán los graves pasivos ambientales que ahora afectan el área.

“Los mecanismos implementados por el Gobierno nos permitirán lograr nuestra meta. Tenemos un Ministerio para Ecosocialismo que nos da las medidas, así como una ley ambiental que ha sido revisada y ha sido nuevamente reafirmada, y vamos a trabajar bajo esa normativa”, expuso.

Comentó el representante de Minera Nacional que esta reactivación productiva se efectúa en alianza con la empresa privada Carbones Guri-Guri, lo cual demuestra que hay inversionistas criollos interesados en recuperar la economía del país.

“Es una nueva cara de la minería que se está planteando realizar en Venezuela, no solo desde el ámbito ambiental y económico, sino ir más allá y colocar profunda atención en lo social, en el derecho de los ciudadanos a vivir en un espacio armonioso, digno y productivo”, dijo el especialista en impacto ambiental.

Detalló que, en este proyecto, trabajan de la mano con las comunidades de Santa Cruz y El Alambre, con cuyos líderes se realizaron dos docenas de reuniones para conocer sus necesidades y sus expectativas: “Ellos están muy contentos con este proyecto, pero exigieron que se realice con el menor impacto en la naturaleza”.

De igual manera, señaló que bajo la administración de la antigua empresa, los pobladores de Santa Cruz y El Alambre no recibieron ningún tipo de beneficio. “Existió un explotación doble: se explotó la minería y, a su vez, hubo una explotación humana, porque no quedó nada. No se hizo inversión social, no se hizo nada para el bienestar de la población”.

Aseguró que, para el Gobierno revolucionario, “la prioridad es lo social y, después, la minería. Esta, por supuesto, desde una mirada de respeto a los ecosistemas. En Venezuela, todo proyecto minero deber pasar por una serie de estudios de impacto ambiental y sociocultural, donde se atiende el bienestar colectivo”.

Legado de Hugo Chávez

Según el presidente de Minera Nacional, la lección del comandante Hugo Chávez referida al empoderamiento y organización de las comunidades fue interiorizada y aprendida por la población minera de Anzoátegui, ya que ahora el poder popular asumió su rol protagonista y está activamente participando en la toma de decisiones.

“Las familias que viven en los caseríos cerca de Fila Maestra son parte integral de todo el sistema productivo nacional. Ellas son factor importante para la toma de decisiones y para el seguimiento y control minero. Su participación es garantía para que las cosas se hagan bien; este es el legado que nos dejó el comandante Chávez: estar y trabajar con las comunidades”, recalcó Torres.

Confianza en el desarrollo del país

Según la autoridad minera, la activación de la producción de carbón en Fila Maestra “representa una nueva esperanza para los pueblos del municipio Bruzual, en el estado Anzoátegui. Ahora ven la luz ante tanta dificultades, ante tanta adversidades”.

Afirmó que esta alianza con la empresa privada es otra muestra del voto de confianza de empresarios nacionales y extranjeros que vienen a Venezuela a invertir, porque están conscientes del potencial minero y productivo del país.

Torres aseveró que han recibido propuestas de inversionistas de Colombia e Italia, quienes están altamente interesados en este mineral: “Las sanciones imperiales no detienen a Venezuela. Hay gente que cree en nuestro país, confía en nosotros y no los vamos a defraudar.”, concluyó.

Hizo hincapié en que el Gobierno nacional trabaja para desarrollar una minería bien hecha, que cambie los parámetros de la minería capitalista, destructiva extractivista, por un proceso que contemple y respete el área ambiental, social y cultural de todo el territorio venezolano, con el propósito de buscar la mayor suma de felicidad posible al pueblo venezolano.