5to Aniversario de la creación del Arco Minero del Orinoco

Prensa Minería.- El 24 de febrero de 2016, el Gobierno Bolivariano de Venezuela, liderado por el presidente Nicolás Maduro, creó la Zona de Desarrollo Estratégico Nacional Arco Minero del Orinoco (AMO), a través del decreto presidencial n.° 2248, publicado en la Gaceta Oficial n.° 40855, un proyecto con una gran visión humanista que el Comandante Hugo Chávez dejó con el objetivo de construir un modelo económico productivo, bajo un marco legal apropiado, que garantizara el aprovechamiento integral de las grandes riquezas naturales, respetando el ambiente y a las poblaciones de las zonas mineras, criollas e indígenas del país.

Bajo la regulación y autorización del Estado venezolano, esta zona tiene como propósito estimular las actividades sectoriales asociadas a la explotación de los recursos minerales de la nación.

Así mismo, está zona estratégica es parte esencial del Motor Minero, uno de los quince motores que conforman la Agenda Económica Bolivariana lanzada en enero de 2016 por el presidente Nicolás Maduro, para impulsar el crecimiento y el desarrollo económico de la nación y romper con el rentismo petrolero del cual ha dependido tradicionalmente Venezuela.

El compromiso de Venezuela expresado en la Agenda Económica Bolivariana, es invertir la riqueza de la mina para estimular materias primas de la agricultura y de la industria, para fortalecer la prosperidad nacional preservando los patrimonios naturales.

Hoy celebramos 5 años de su creación y el Gobierno Bolivariano, continúa trabajando en la construcción del nuevo modelo minero venezolano, que parte bajo la premisa del respeto de los derechos humanos de las poblaciones criollas e indígenas, así como la protección y evolución del medio ambiente.

Impactos: 76

Producción carbonífera en Fila Maestra se realizará bajo estrictos controles ambientales

Prensa Minería/Martha Díaz.- Hace unos días, el presidente de la República, Nicolás Maduro, reactivó las operaciones en la mina de carbón mineral Fila Maestra, ubicada en la serranía del estado Anzoátegui, bajo un esquema de responsabilidad ambiental y retorno social.

Esta mina estaba paralizada desde el año 2014, luego de que el Gobierno nacional rescindiera el contrato de operaciones a la empresa Carbones Bruzual por comisión de delitos ambientales y por afectación de los derechos humanos de las comunidades.

Esta información la amplió Yonatthan Torres, presidente de la Empresa Minera Nacional, encargada de la activación de la mina: “En los terrenos de Fila Maestra se desarrolló una minería destructiva por una empresa que cometió graves ilícitos ambientales, con una explotación irracional, sin tener en cuenta la Pachamama. Por esa razón, se realizó el cierre de la mina, hace cinco años. En esta oportunidad, estamos tomando y ejecutando todas las medidas necesarias para que eso no vuelva a ocurrir jamás”.

Durante su participación en el programa radial En la bulla, Torres informó que, con el reinicio de la producción de carbón en Fila Maestra y el apoyo de la comunidad organizada, se van a cambiar los parámetros de la minería realizada anteriormente, además, se atenderán los graves pasivos ambientales que ahora afectan el área.

“Los mecanismos implementados por el Gobierno nos permitirán lograr nuestra meta. Tenemos un Ministerio para Ecosocialismo que nos da las medidas, así como una ley ambiental que ha sido revisada y ha sido nuevamente reafirmada, y vamos a trabajar bajo esa normativa”, expuso.

Comentó el representante de Minera Nacional que esta reactivación productiva se efectúa en alianza con la empresa privada Carbones Guri-Guri, lo cual demuestra que hay inversionistas criollos interesados en recuperar la economía del país.

“Es una nueva cara de la minería que se está planteando realizar en Venezuela, no solo desde el ámbito ambiental y económico, sino ir más allá y colocar profunda atención en lo social, en el derecho de los ciudadanos a vivir en un espacio armonioso, digno y productivo”, dijo el especialista en impacto ambiental.

Detalló que, en este proyecto, trabajan de la mano con las comunidades de Santa Cruz y El Alambre, con cuyos líderes se realizaron dos docenas de reuniones para conocer sus necesidades y sus expectativas: “Ellos están muy contentos con este proyecto, pero exigieron que se realice con el menor impacto en la naturaleza”.

De igual manera, señaló que bajo la administración de la antigua empresa, los pobladores de Santa Cruz y El Alambre no recibieron ningún tipo de beneficio. “Existió un explotación doble: se explotó la minería y, a su vez, hubo una explotación humana, porque no quedó nada. No se hizo inversión social, no se hizo nada para el bienestar de la población”.

Aseguró que, para el Gobierno revolucionario, “la prioridad es lo social y, después, la minería. Esta, por supuesto, desde una mirada de respeto a los ecosistemas. En Venezuela, todo proyecto minero deber pasar por una serie de estudios de impacto ambiental y sociocultural, donde se atiende el bienestar colectivo”.

Legado de Hugo Chávez

Según el presidente de Minera Nacional, la lección del comandante Hugo Chávez referida al empoderamiento y organización de las comunidades fue interiorizada y aprendida por la población minera de Anzoátegui, ya que ahora el poder popular asumió su rol protagonista y está activamente participando en la toma de decisiones.

“Las familias que viven en los caseríos cerca de Fila Maestra son parte integral de todo el sistema productivo nacional. Ellas son factor importante para la toma de decisiones y para el seguimiento y control minero. Su participación es garantía para que las cosas se hagan bien; este es el legado que nos dejó el comandante Chávez: estar y trabajar con las comunidades”, recalcó Torres.

Confianza en el desarrollo del país

Según la autoridad minera, la activación de la producción de carbón en Fila Maestra “representa una nueva esperanza para los pueblos del municipio Bruzual, en el estado Anzoátegui. Ahora ven la luz ante tanta dificultades, ante tanta adversidades”.

Afirmó que esta alianza con la empresa privada es otra muestra del voto de confianza de empresarios nacionales y extranjeros que vienen a Venezuela a invertir, porque están conscientes del potencial minero y productivo del país.

Torres aseveró que han recibido propuestas de inversionistas de Colombia e Italia, quienes están altamente interesados en este mineral: “Las sanciones imperiales no detienen a Venezuela. Hay gente que cree en nuestro país, confía en nosotros y no los vamos a defraudar.”, concluyó.

Hizo hincapié en que el Gobierno nacional trabaja para desarrollar una minería bien hecha, que cambie los parámetros de la minería capitalista, destructiva extractivista, por un proceso que contemple y respete el área ambiental, social y cultural de todo el territorio venezolano, con el propósito de buscar la mayor suma de felicidad posible al pueblo venezolano.

Impactos: 76

Trabajadores mineros conmemoraron los 20 años de la Revolución Bolivariana

Prensa Minería.- Desde la avenida Bolívar de Caracas, los trabajadores y las trabajadoras que conforman el Ministerio del Poder Popular para Desarrollo Minero Ecológico dijeron presente en la convocatoria nacional para celebrar los 20 años de la Revolución Bolivariana del comandante Hugo Chávez.

El ministro Víctor Cano reafirmó que: “¡Las calles son de nosotros!, acá está el pueblo minero, con alegría y en paz, movilizado celebrando la conquista progresiva de sus derechos y la reinvención de su lucha. Hoy, más que nunca, ratificamos nuestro compromiso con la soberanía y la dignidad”.

El pueblo minero movilizado respaldó las victorias y los planes, ejecutados por el Gobierno nacional, que buscan el mejor vivir de los venezolanos. Igualmente, continúan y continuarán defendiendo el legado del Comandante Chávez y del presidente constitucional, Nicolás Maduro.

Hace 20 años, un gigante llamado Hugo Chávez sembró esperanzas en la tierra de Bolívar. Hoy, cosechamos frutos de amor, de independencia y libertad por la patria; tenemos un compromiso con el futuro digno que merecen los hijos y los nietos de esta tierra bendita”, expresó Cano.

Impactos: 76

Motor Minero respaldó al presidente Maduro en su juramentación ante el TSJ

Prensa Minería/Hector Carrasquel.- La fuerza trabajadora del Ministerio del Poder Popular para Desarrollo Minero Ecológico (Mppdme), y sus entes adscritos, estuvieron presentes en la avenida Baralt, en Caracas, para brindar su apoyo a Nicolás Maduro, quien se juramentó ante las autoridades del Tribunal Supremo de Justicia como jefe del Estado como presidente de la República Bolivariana de Venezuela para el período 2019-2025.

Los trabajadores y las trabajadoras del Mppdme estuvieron acompañados por los viceministros para Exploración e Inversión Ecominera, Franklin Ramírez; y de Seguimiento y Control de Desarrollo Ecominero, Jorge Medina, además, del director general de Despacho, Daniel Moreno; la presidente de Ingeomín, Milagros Domínguez, y el gerente general de Loma de Níquel, Gregorio Marrero.

Wendy Guzmán, trabajadora de la dirección de Auditoría Interna, señaló que es muy importante acompañar al presidente Maduro para seguir contribuyendo con el Motor Minero con el fin de combatir y derrotar la guerra económica.

“Nosotros lo trabajadores mineros seguiremos rodilla en tierra contribuyendo con el pueblo y con nuestra patria, para ayudar a combatir el bloqueo financiero que, desde el exterior, nos quieren imponer para acabar con la Revolución Bolivariana, pero no lo lograrán porque aquí hay un pueblo resteado con su Presidente y con el comandante Hugo Chávez”, enfatizó.

Por su parte, la trabajadora de la dirección general de Gestión Productiva de Mediana y Gran Minería, Mary Rodríguez, destacó que el pueblo nuevamente salió a las calles para demostrarle al mundo que respaldan al primer mandatario nacional.

“Nuestro presidente Nicolás Maduro le ha tocado librar batallas muy fuertes, pero aquí está el pueblo para decirle que estamos con él, porque ha sabido tomar decisiones importantes para garantizar la paz de todos los venezolanos y ha aplicado medidas para avanzar en el desarrollo del país y del nuevo modelo económico”, expresó.

El pasado 20 de mayo de 2018, el presidente de la República Nicolás Maduro fue reelecto en su cargo por el pueblo venezolano para ejercer el periodo presidencial 2019-2025. En esa contienda obtuvo 5 823 728 votos, lo que representó el 67 % de los votos válidos.

Fotos: Prensa Minería

Impactos: 76

“El Arco Minero fue diseñado para ordenar el mapa productivo minero”

Prensa Minería/Karina Depablos.- Este viernes 2 de noviembre, el presidente de la República, Nicolás Maduro, aseguró que la Zona de Desarrollo Estratégico Nacional Arco Minero del Orinoco (AMO) es un plan diseñado por el comandante Hugo Chávez para frenar el caos al sur del país y ordenar el mapa productivo minero.

Durante una alocución nacional de radio y televisión, el primer mandatario explicó que el Gobierno Bolivariano está dirigiendo esfuerzos para impulsar el Programa de Recuperación Económica a través de la producción minera.

Desde el Palacio de Miraflores, Maduro anunció que ha comenzado el proceso de certificación de 32 campos de oro, lo que permitirá que Venezuela se establezca como la segunda reserva de oro más grande del mundo.

“Estimamos alcanzar un récord de más de 5 mil millones de dólares anuales por exploración y explotación de oro para el próximo año. Tenemos un plan ecosocialista en el AMO para avanzar, y que todo ese oro de los 32 campos certificados, que todos esos campos con capital nacional e internacional se pongan al servicio del desarrollo de la felicidad del pueblo de Venezuela. Es oro al servicio de la salud pública, de la educación pública, de la vivienda, empleo, estabilidad, seguridad social,  pensiones, de la cultura y la recreación de  nuestro pueblo”, manifestó.

Acompañado del Gabinete Económico, el presidente Nicolás Maduro celebró la inauguración de la Planta de Procesamiento de Oro Sarrapia, ubicada en el sector Guacamayo, del municipio Piar en el estado Bolívar, puesto que forma parte de las políticas de Estado de adopción de tecnologías auríferas de bajo impacto ambiental.

Informó que, todos los días, dan pasos para tomar el control soberano de la cadena productiva del oro venezolano que había caído en manos de mafias: “Mantenemos un combate permanente, cuerpo a cuerpo, palmo a palmo, contra la minería ilegal, contaminante, destructiva. Es una lucha por la defensa de los parques nacionales, de la naturaleza”.

Según el mandatario nacional, “las mafias destructoras del ecosistema venezolano que propician y contaminan en la producción de oro, son las fuentes de financiamiento de las mafias políticas del sur del país. El partido político de estos conspiradores Andrés Velásquez y Américo De Grazia es financiado por las mafias más criminales, más putrefactas y más contaminantes del oro “, dijo.

Asimismo, el jefe de Estado ratificó que, a través del plan del Arco Minero del Orinoco y el plan nacional de seguridad, se mantendrá la lucha de manera efectiva contra los grupos de minería ilegal que afectan negativamente al ambiente y a la población.

Por último, Maduro reiteró que, con el Plan de Oro, el Gobierno nacional está en la búsqueda de nuevas inversiones nacionales y extranjeras para apalancar el Programa de Recuperación Económica, Crecimiento y Prosperidad.

Foto: Archivo

Impactos: 76

Científico del IVIC: Venezuela tiene la obligación de organizar la minería porque sus daños pueden ser irreversibles

Prensa Minería/Karina Depablos.- “El Arco Minero del Orinoco (AMO) era necesario hace 10, 20 y 40 años. El Estado debe organizar, entender, administrar y tratar de dirigir una actividad minera que tiene más de 150 años de historia; pero eso sí: debe hacerlo estudiando todas las complejidades de la zona para no crear daños incalculables”.

Esta es la apreciación que tiene el biólogo Francisco Herrera, miembro del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC), sobre la política del Arco Minero del Orinoco. El científico advirtió que, en el momento que vive el planeta, cualquier actividad que se desarrolle en la naturaleza requiere de más y mejores consideraciones, amplios debates democráticos e investigaciones rigurosas.

De acuerdo con este investigador, que posee un doctorado en Ecología de Suelos de la Universidad de Exeter en Reino Unido, era imprescindible crear una política integral como el Arco Minero del Orinoco, pues los daños ambientales de la minería son acumulativos; y solo con planificación y un control estricto, se puede minimizar el impacto en el ecosistema.

“El planeta está en el momento más crítico, no solo Venezuela. El Estado necesita incrementar la inversión en investigación científica e innovación tecnológica para minimizar el impacto ambiental causado por la minería. Debemos entender y conocer geográficamente el AMO para hacer una planificación eficiente; es decir: no podemos hablar de 112 mil kilómetros cuadrados, tenemos que hacer una acotación, lo que denominamos parche, un sector estrictamente delimitado donde se desarrollará la minería, y una acotación del sector que será impactado”, expresó.

Durante su participación en el programa En la bulla, transmitido por RNV Informativa, Herrera comentó que, con la minería, se generan zonas de sacrificio, en donde no es posible recuperar la naturaleza, en una escala humana ni ecológica, con las condiciones con las que se estaba desarrollando la exploración y explotación de minerales, por eso “es necesario actuar de forma rápida y eficiente”.

“Debemos tomar medidas, insisto, acotar las zonas intervenidas. La acotación debe ser temporal y espacial. El proceso de lixiviación con cianuro es una tecnología menos invasiva con el ambiente. Es biológicamente un poco más trabajable en la naturaleza, menos contaminante. El cianuro es mucho más fácil de monitorear en sistemas acotados; pero el mercurio es inadmisible. No puede haber flexibilidad con el uso de mercurio”, enfatizó.

Investigación necesaria para la acción necesaria

Para el científico Francisco Herrera, la experiencia extranjera en temas ambientales no funciona para Venezuela, puesto que se deben generar plataformas de investigación que ofrezcan soluciones ajustadas a la realidad de la nación.

“Yo creo que el capitalismo no favorece la investigación para resarcir daños ambientales, por eso tenemos el desastre que tenemos —planetariamente hablando—. Tenemos que invertir aceleradamente en investigaciones, entender cómo funcionan los sistemas base, ambientales, sociales, y generar respuestas para nosotros, para Venezuela. En temas ambientales no nos sirven, estrictamente, las experiencias de Canadá, Australia ni Argentina; ellos nos pueden dar ideas, pero necesitamos generar conocimiento local para trabajar”, manifestó.

Herrera reiteró que, antes de iniciar actividades mineras en el país, el Gobierno nacional debe trabajar y prepararse para la recuperación del espacio; en otras palabras: debe generar una planificación inicial, una pre-ocupación del espacio, una pre-atención al problema ambiental.

“No es cuando nosotros queremos es cuando es necesario. Debemos generar aprendizaje propio que implique un accionar propio. Hay una matriz de opinión negativa en la que parece que se quiere perpetuar la actividad minera en el país. Acá, estamos tratando de transformar una cultura minera, una actividad histórica arraigada, practicada con el uso del mercurio. Creo que lo que obtenemos de la extracción de oro debe ser reinvertido en el tema ambiental. Venezuela tiene reinversión social de casi 80 %, una de las más altas del planeta, pero en el tema ambiental no alcanzamos esas cifras”, explicó.

Herrera reiteró que la actividad minera como sistema económico trae beneficios para todo el país. Sin embargo, indicó que tiene consecuencias serias en la población presente y futura, por lo que se necesita invitar al debate, la discusión y generar propuestas de acción inmediata.

“Deberíamos tener en cuenta una interrogante, cómo podemos propiciar con recursos propios la investigación, las capacidades de investigación para conservar, preservar y recuperar el ecosistema. Sabemos de actividad minera porque estaba allí, pero nunca antes habíamos tenido un Estado que asumiera la responsabilidad. Creo que debemos tener altos estándares en las negociaciones y en los acuerdos que se firmen en materia minera; que los temas ambientales y sociales se ajusten a la expectativa de la población venezolana”, subrayó.

El investigador añadió que oponerse a la minería no es factible, puesto que implica pérdidas de tiempo, esfuerzo y recursos. Sin embargo, declaró que hay que dedicarse a construir la institucionalidad, encargada de controlar los efectos de la minería, en todas sus escalas.

“Gracias al proceso revolucionario, las implicaciones del discurso de Hugo Chávez con el quinto objetivo del Plan de la Patria, tenemos ahora un elevado nivel de ecología política, una compresión cuasi filosófica de los problemas ambientales. Nosotros sí podemos estar a la vanguardia de muchos países del planeta por eso hay un gran reto, los venezolanos y las venezolanas se han convertido en interlocutores muy bien preparados. ¡Vamos por ellos!, vamos a la consulta y a la participación de todos”, recalcó.

Foto: Jonnathan Gudiño

Impactos: 76